Ubuntu. Lecciones De La Sabiduría Africana Para Vivir Mejor — Mungi Ngomane / Everyday Ubuntu: Living Better Together, the African Way by Mungi Ngomane

El concepto de ubuntu simboliza los aspectos fundamentales de la vida: valor, compasión y conexión. Siempre ha estado presente en mi vida. Desde muy pequeño, entendí que ser reconocido como una persona con ubuntu era uno de los elogios más bonitos que te podían decir. Casi a diario, nos animaban a utilizarlo con la familia, los amigos y los desconocidos, con todos por igual. Siempre he dicho que la idea y la práctica del ubuntu es uno de los mejores regalos que África le ha hecho al mundo; una idea con la que, por desgracia, no demasiada gente está familiarizada. Existe un proverbio africano en casi todas las lenguas del continente que describe a la perfección el concepto de ubuntu y que se traduciría más o menos así: «Una persona es persona a través de los demás». Esto significa que todo lo que aprendemos y experimentamos lo hacemos a través de las relaciones que establecemos con la gente que nos rodea. Por lo tanto, debemos ser conscientes de nuestras acciones y pensamientos no solo por cómo nos afectan a nosotros, sino también por el impacto que causan en los demás.
Lo que nos enseña este proverbio, y el ubuntu en general, se parece a la regla de oro presente en casi todas las enseñanzas basadas en la fe: «Trata a los demás como te gustaría que te trataran a ti». Pero el ubuntu va un paso más allá. No solo debemos estar atentos a lo que hacemos, sino a cómo lo hacemos. Cómo vivimos, hablamos y caminamos nos define tanto como nuestros actos. Una persona con ubuntu es alguien que valora todo lo que le rodea. Así pues, no es solo una forma de comportarse, ¡es una forma de ser!.

Ubuntu es una filosofía tradicional de África del Sur que abarca la creencia en una conexión humana universal: yo soy solo porque tú eres. Al considerar a cada persona como completamente humana y vivir su vida con esa humanidad compartida en mente, nunca podrá tratar a nadie más como si no valiera la pena su tiempo, atención y cuidado. Todos los días Ubuntu proporciona 14 lecciones que enseñan a los lectores cómo llevar la consideración y la atención plena de ubuntu a nuestra vida diaria. Desde ser un mejor oyente y ver la vida desde la perspectiva de los demás, hasta mantener la esperanza, la bondad y el humor en el corazón, Everyday Ubuntu brinda las herramientas y el profundo razonamiento filosófico que todos necesitamos para abrazar estas enseñanzas y vivir una vida más compasiva y más conectada. a los que nos rodean.
Ubuntu es un libro maravilloso, escrito por Mungi Ngomane (la nieta de Desmond Tutu). Me encanta leer sobre filosofías y sistemas de creencias de otras culturas, es una de las mejores maneras de aprender sobre otras personas y experimentar la vida fuera de nuestras propias esferas limitadas de conocimiento. Creo que una de las cosas que más aprecié de las enseñanzas de ubuntu es lo inmediatamente aplicables que se sintieron. Ninguno de estos principios es demasiado grande, demasiado complejo o incluso demasiado lento. Se sienten más como formas de reformular su propia actitud y perspectivas, encontrando formas simples pero muy importantes de tener un impacto positivo en el mundo. Como deja claro la autora, incluso los pequeños cambios para mejorar tienen efectos positivos de los que tal vez ni siquiera nos demos cuenta. Mejor aún, si es tan fácil hacer esto en tu propia vida, sería tan fácil de adoptar para otros también, y si todos pudieran seguir un camino más cercano al de ubuntu, entonces el mundo sería un lugar infinitamente mejor. También me encantó que Ngomane aplicara historias y ejemplos históricos de ubuntu en acción para cada una de las diferentes lecciones.
Esta es una de las filosofías más importantes de nuestra era que puede ayudar a reparar puentes, ya que uno de los muchos conceptos dentro de Ubuntu es perdonar. Como dice este libro, «ningún hombre es una isla», todos estamos colectivamente en el mismo barco y, por lo tanto, debemos prestar atención a nuestras diferencias individuales para una mejor aceptación y una vida cohesiva.
Todos los días Ubuntu es una buena lectura y está escrito con la esperanza de que la humanidad despierte a una coexistencia compasiva y pacífica.

El ubuntu nos enseña que también debemos buscar respuestas en el exterior para tener una visión más amplia, una versión distinta de la historia. El ubuntu consiste en conectar con los otros, hombres y mujeres, porque solo a través de ellos encontraremos el consuelo, la alegría y la sensación de pertenencia que necesitamos. El ubuntu nos dice que un individuo no es nada sin el resto de los seres humanos; y esto nos incluye a todos, sin tener en cuenta raza, religión ni color. Acepta nuestras diferencias y las celebra. Hay un proverbio que define a la perfección esta idea; dice así: «umuntu, ngumuntu, ngabantu» («una persona es persona a través de los demás»).
El concepto de ubuntu está presente en casi todas las lenguas bantúes africanas. Comparte raíz con el término «bantu», que significa «gente» y hace referencia a la importancia de la comunidad y de la conexión entre sus miembros. Es más, el término ubuntu, y todas las palabras relacionadas con él, es conocido en muchos otros países africanos y en sus culturas: en Ruanda y Burundi, significa «generosidad humana»; en algunas zonas de Kenia, el concepto «utu» hace referencia a la idea de que cualquier acción
debería tener como objetivo el bien de la comunidad; en Malaui es «uMunthu», concepto según el cual un individuo aislado es como un animal salvaje, mientras que dos o más forman una comunidad.

Si somos capaces de vernos a nosotros mismos en los otros, nuestra existencia será más plena, más amable y más consciente. Si miramos a los demás y nos vemos reflejados en ellos, inevitablemente los trataremos mejor.
Sin embargo, en Occidente sigue triunfando la idea del «hecho a mí mismo». Aplaudimos a aquellas personas que, a nuestro parecer, han alcanzado la fama y la fortuna gracias a su propio esfuerzo, ignorando el hecho de que nada se consigue de la nada. Nos enseñan que competir es la mejor forma de realizarnos y de progresar, cuando en realidad solo genera comparaciones innecesarias y sentimientos de inferioridad.
La antítesis del ubuntu es la creencia de que el egoísmo, la avaricia y el individualismo más salvaje pueden proporcionarnos todo lo que necesitamos para avanzar en la vida. A menudo escuchamos eso de que a veces hay que pasar por encima de los demás para alcanzar nuestros objetivos. En este sentido, el entorno laboral puede ser especialmente agresivo; para muchos, la regla de oro sigue siendo el concepto darwiniano de la supervivencia del más fuerte.

«Hace tiempo, cuando yo era joven, si un viajero que estaba atravesando el país se detenía en un pueblo, no tenía que pedir comida ni agua. En cuanto paraba, la gente se la ofrecía y le daba conversación.
Esta es una de las facetas del ubuntu, pero no es la única. El ubuntu no significa que hemos de dejar de lado nuestro propio bienestar. La cuestión es: ¿qué puedes hacer tú para apoyar a tu comunidad y ayudarla así a mejorar? Estas son las cosas que de verdad importan. Si eres capaz de hacerlo, habrás conseguido algo muy importante.»
Nelson Mandela

Sé consciente de tus prejuicios, date cuenta de que los tienes y luego deshazte de ellos. Todos tenemos prejuicios, ya sea consciente o inconscientemente.
El ubuntu rechaza la idea de que un ser humano pueda hacerse enteramente a sí mismo porque ninguna persona existe aislada de su entorno. Recuerda: «yo soy porque tú eres». Y no solo eso; el ubuntu va más allá y resalta el increíble poder del que nos beneficiamos si decidimos trabajar en equipo.
El ubuntu nos anima a olvidarnos de emitir juicios y a practicar la compasión y la tolerancia. Nos invita a que bajemos el volumen de nuestra voz interior (a menudo) tan soberbia, y que empecemos a preguntarnos qué haríamos si fuésemos la otra persona. Solo entonces seremos capaces de entender cómo piensan los demás. O cómo se sienten.

1. Analizar las situaciones con objetividad y tener en cuenta otros puntos de vista.
2. Admitir tus errores y perdonarte a ti mismo cuando sea necesario.
3. Hacerte preguntas complicadas y estar preparado para responder con sinceridad. ¿Estás tan enfadado por algo que te ha ocurrido que no piensas con claridad? ¿Siempre tienes que tener la razón? ¿Por qué crees que te pasa? Aceptar la idea de que los demás no piensan como tú, ¿hace que cambies de opinión?.

El respeto, tanto hacia uno mismo como hacia los demás, es quizá el principio más importante del ubuntu. Es muy sencillo. Si un individuo se respeta a sí mismo, es probable que extienda ese mismo respeto hacia los demás.
La dignidad es empoderadora y nos permite reconocer la humanidad del otro. Cuando alguien actúa con dignidad, es muy probable que reciba el mismo trato.
El respeto y la dignidad siempre van de la mano.

A veces sentimos que estamos desconectados de la vida. Es algo que nos pasa a todos. Nos sentimos solos, aislados, apáticos. La situación nos supera, sobre todo cuando estamos estresados, cansados o nerviosos. En lugar de escondernos, el ubuntu nos dice que nos apoyemos los unos a los otros y que nos dejemos consolar. Y hay muchas formas de hacerlo.
El arte es una manera de cambiar nuestro estado anímico. El deseo del ser humano de ser escuchado y de comunicarse a través de distintas representaciones artísticas se remonta a la Edad de Piedra.

El ubuntu sostiene que el perdón ayuda a recuperar la dignidad y el respeto por uno mismo. Nos aconseja que nos abramos y nos enseña que no es bueno sentarnos solos con nuestro rencor. El perdón nos beneficia, no solo como individuos, sino también como comunidad. Nos devuelve la paz cuando la ira nos está consumiendo y nos ayuda a recuperar la armonía.
El perdón es uno de los principios básicos de la fe cristiana, pero en realidad da igual si eres religioso o no. En el plano psicológico, tomar la decisión consciente de absolver a alguien es un proceso catártico del que nos beneficiamos todos. Podemos buscar inspiración en otras personas que han perdonado cosas mucho más graves que las ofensas que nosotros hayamos podido sufrir.
Por desgracia, es muy fácil hablar de perdón y muy difícil concederlo.
El ubuntu nos dice que la gratitud hacia los demás y hacia lo que hacen por nosotros es lo que nos convierte en humanos. Da igual si es nuestra pareja, nuestros hijos, los compañeros de clase, los colegas del trabajo, el conductor del autobús que nos lleva a casa o el cocinero que nos prepara la comida para llevar. Hay toda una red de gente dedicada a ayudarnos y a hacer cosas por nosotros casi sin que nos demos cuenta. Gracias a ellos, nuestra vida se impregna de ubuntu.

Resumiendo:
1. Búscate en los demás.
2. La unión hace la fuerza.
3. Ponte en el lugar del otro.
4. Adopta siempre la perspectiva más amplia.
5. Ten dignidad y respeto por ti mismo y por los demás.
6. Cree en el bien que todos llevamos dentro.
7. Elige la esperanza en vez del optimismo.
8. Busca formas de conectar.
9. El poder de la palabra que empieza por P: perdón.
10.Abraza la diversidad.
11.Acepta la realidad.
12.Ríete de todo.
13.Por qué los pequeños detalles marcan la diferencia.
14.Aprende a escuchar.

The concept of ubuntu symbolizes the fundamental aspects of life: courage, compassion and connection. It has always been present in my life. From a very young age, I understood that being recognized as a person with ubuntu was one of the most beautiful compliments that could be given to you. Almost daily, we were encouraged to use it with family, friends, and strangers, everyone alike. I have always said that the idea and practice of ubuntu is one of the best gifts that Africa has given to the world; an idea that unfortunately not too many people are familiar with. There is an African proverb in almost all the languages of the continent that perfectly describes the concept of ubuntu and that would translate more or less like this: «A person is a person through others.» This means that everything we learn and experience we do through the relationships we establish with the people around us. Therefore, we must be aware of our actions and thoughts not only for how they affect us, but also for the impact they have on others.
What this proverb teaches us, and ubuntu in general, is similar to the golden rule present in almost all faith-based teachings: “Treat others as you would like to be treated yourself”. But ubuntu goes one step further. We must not only be attentive to what we do, but how we do it. How we live, talk and walk defines us as much as our actions. A person with ubuntu is someone who values everything around him. So, it’s not just a way of behaving, it’s a way of being!.

Ubuntu is a traditional southern African philosophy that encompasses a belief in a universal human connection: I am only because you are. By considering each person as fully human, and living your life with that shared humanity in mind, you will never be able to treat anyone else as not worth your time, attention, and care. Everyday Ubuntu provides 14 lessons that teach readers how to bring the consideration and mindfulness of ubuntu into our daily lives. From being a better listener and seeing life from other’s perspectives, to keeping hope, kindness, and humor close at heart, Everyday Ubuntu provides the tools and the deep philosophical reasoning we all need to embrace these teachings and live a life more compassionate and more connected to those around us.
Everyday Ubuntu is a wonderful book, written by Mungi Ngomane (Desmond Tutu’s granddaughter). I love reading about philosophies and belief systems from other cultures, it’s one of the best ways to learn about other people and experience life outside of our own limited spheres of knowledge. I think one of the things I appreciated most about the teachings of ubuntu is how immediately applicable they felt. None of these principles is too big, too complex, or even too time consuming. They feel more like ways of reframing your own attitude and perspectives, finding simple but very important ways to have a positive impact on the world. As the author makes clear, even small changes for the better have positive effects that we may not even realize. Better still, if it’s so easy to do this in your own life, it would be so easy for others to adopt as well, and if everyone could follow a path closer to that of ubuntu then the world would be an infinitely better place. I also loved that Ngomane applied stories and historical examples of ubuntu in action for each of the different lessons.
This is one of the most important philosophies of our age that can help mend bridges as one of the many concepts within Ubuntu, is to forgive. As this book says ‘no man is an island’, we are all collectively in the same boat and therefore must pay heed to our individual differences for a better acceptance and cohesive living.
Everyday Ubuntu is a good read and is written with a hope that the mankind wakes up to a compassionate and a peaceful co-existence.

Ubuntu teaches us that we must also seek answers abroad to have a broader vision, a different version of history. Umbanda consists of connecting with others, men and women, because only through them will we find the comfort, joy and sense of belonging that we need. The ubuntu tells us that an individual is nothing without the rest of the human beings; and this includes all of us, regardless of race, religion, or color. Accept our differences and celebrate them. There is a proverb that perfectly defines this idea; It goes like this: “umuntu, ngumuntu, ngabantu” (“a person is a person through others”).
The concept of ubuntu is present in almost all African Bantu languages. It shares a root with the term «Bantu», which means «people» and refers to the importance of the community and the connection between its members. Furthermore, the term ubuntu, and all the words related to it, is known in many other African countries and their cultures: in Rwanda and Burundi, it means “human generosity”; in some parts of Kenya, the concept of «utu» refers to the idea that any action
it should aim at the good of the community; in Malawi it is “uMunthu”, a concept according to which an isolated individual is like a wild animal, while two or more form a community.

If we are able to see ourselves in others, our existence will be fuller, kinder and more aware. If we look at others and see ourselves reflected in them, we will inevitably treat them better.
In the West, however, the idea of «self-made» continues to triumph. We applaud those people who, in our opinion, have achieved fame and fortune through their own efforts, ignoring the fact that nothing is achieved from nothing. We are taught that competition is the best way to fulfill ourselves and progress, when in reality it only generates unnecessary comparisons and feelings of inferiority.
The antithesis of ubuntu is the belief that selfishness, greed, and the wildest individualism can provide us with everything we need to move forward in life. We often hear that sometimes you have to step over others to achieve your goals. In this sense, the work environment can be especially aggressive; For many, the golden rule remains the Darwinian concept of survival of the fittest.

“A long time ago, when I was young, if a cross-country traveler stopped at a town, he didn’t have to ask for food or water. As soon as he stopped, people offered it to him and struck up a conversation.
This is one of the facets of ubuntu, but it is not the only one. Ubuntu does not mean that we have to put aside our own well-being. The question is: what can you do to support your community and thus help it improve? These are the things that really matter. If you can do it, you will have achieved something very important».
Nelson Mandela

Be aware of your prejudices, realize that you have them, and then get rid of them. We all have prejudices, whether consciously or unconsciously.
Ubuntu rejects the idea that a human being can make himself entirely because no person exists in isolation from his environment. Remember: “I am because you are”. And not only that; ubuntu goes further and highlights the incredible power that we benefit from if we decide to work as a team.
Umbanda encourages us to forget judgment and practice compassion and tolerance. It invites us to turn down the volume of our (often) arrogant inner voice, and to start asking ourselves what we would do if we were the other person. Only then will we be able to understand how others think. Or how they feel.

1. Analyze situations objectively and take into account other points of view.
2. Admit your mistakes and forgive yourself when necessary.
3. Ask yourself tough questions and be prepared to answer honestly. Are you so angry about something that has happened to you that you can’t think clearly? Do you always have to be right? Why do you think it happens to you? Accepting the idea that others don’t think like you, makes you change your mind?

Respect, both towards oneself and towards others, is perhaps the most important principle of ubuntu. It is very simple. If an individual respects himself, he is likely to extend that same respect to others.
Dignity is empowering and allows us to recognize the humanity of the other. When someone acts with dignity, it is very likely that he will receive the same treatment.
Respect and dignity always go hand in hand.

Sometimes we feel that we are disconnected from life. It is something that happens to all of us. We feel alone, isolated, apathetic. The situation overwhelms us, especially when we are stressed, tired or nervous. Instead of hiding, ubuntu tells us to support each other and let each other be comforted. And there are many ways to do it.
Art is a way to change our mood. The desire of the human being to be heard and to communicate through different artistic representations dates back to the Stone Age.

Ubuntu holds that forgiveness helps restore dignity and self-respect. He advises us to open up and teaches us that it is not good to sit alone with our resentment. Forgiveness benefits us, not only as individuals, but also as a community. It gives us back peace when anger is consuming us and helps us regain harmony.
Forgiveness is one of the basic principles of the Christian faith, but it really doesn’t matter if you are religious or not. On a psychological level, making a conscious decision to acquit someone is a cathartic process that we all benefit from. We can look for inspiration in other people who have forgiven things much more serious than the offenses that we have suffered.
Unfortunately, it is very easy to talk about forgiveness and very difficult to grant it.
Ubuntu tells us that gratitude towards others and what they do for us is what makes us human. It does not matter if it is our partner, our children, classmates, colleagues at work, the bus driver who takes us home or the cook who prepares our takeaway food. There is a whole network of people dedicated to helping us and doing things for us almost without us noticing. Thanks to them, our life is impregnated with ubuntu.

Summarizing:
1. Find yourself in others.
2. The union is strength.
3. Put yourself in the place of the other.
4. Always take the bigger picture.
5. Have dignity and respect for yourself and others.
6. Believe in the good that we all have inside.
7. Choose hope over optimism.
8. Find ways to connect.
9. The power of the word that begins with P: sorry.
10. Embrace diversity.
11. Accept reality.
12. Laugh at everything.
13. Why the small details make the difference.
14. Learn to listen.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.