Historias De Un Camarero Zen — Ismael F. Madero

Este es un muy breve pero entretenido relato sobre un chico que tenía el sueño de una guitarra eléctrica, si como un ídolo de rock, más allá de Hendrix y prueba a buscar trabajo en un restaurante Goblin, con un maestro Guindilla que lo pone a prueba con las mesas, recogiendo vasos, fregando hasta que llega un día que su jefe enferma de gripe y en el desconcierto se erige de jefe, pero llega un día que nadie entra en el restaurante y en una inspección de Sanidad el acabóse.
Además ella guitarra la deja aparcada por unos zapatos con cámara y unas camisas , el trabajo… y por encima de todo el culto al abridor, ese es el arma sagrada de un camarero como la katana al samurai. Al final en un sobre con las propinas ve realizado su sueño, la guitarra eléctrica y un abridor de bodegas el borrachuzo feliz que son el salvoconducto para trabajar en un hotel.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s