El Juicio A Satán — Ray Russell / The Case Against Satan by Ray Russell

3D323E77-96B0-4BF9-B4B9-861B0D1886C0
Una joven es poseída por el diablo: ¡un sacerdote y obispo católicos deben realizar un exorcismo para salvarla!
El caso contra Satanás de Ray Russell se publicó en 1962, 9 años antes que El exorcista de William Peter Blatty, pero es menos conocido probablemente debido a la enorme popularidad de la adaptación cinematográfica de 1973 del libro de Blatty. Estoy seguro de que para el público en 1962 fue fresco, emocionante e influyente (me pregunto si Blatty y Stephen King leyeron la novela de Russell), pero medio siglo después …
Si eres fanático del terror y has visto muchas de las películas de exorcismo que han salido en los últimos 20 años y, por supuesto, has visto El exorcista, la novela de Russell realmente no ofrece nada nuevo. ¡La historia de una niña poseída y un sacerdote que tiene que exorcizarla en este momento está tan gastada que es casi un cliché!

El sacerdote que duda, la niña con problemas, las preguntas sobre si lo está fingiendo o si realmente está poseído. Sé que este no era un material muy conocido en ese entonces, pero es hoy y eso lo convirtió en una lectura bastante predecible y poco emocionante para mí. No estaba tan interesado en ver si la fe del padre Sargent regresaría (de ahí «el caso contra Satanás») o si el mal sería castigado. Sabía que, como la mayoría de los lectores de este libro, ambos lo harían.
Las escenas de posesión de demonios son casi amables por lo mansas que son. Lo peor que dice Susan es «¡Eres un hijo de puta, papá!» – Muy diferente de decir «¡Tu madre chupa pollas en el infierno!» ¡mientras rellenas un crucifijo y vomitas sopa de guisantes en el exorcista! Russell incluso escribe un epílogo casi de disculpa, justificando los temas de incesto y sacerdotes borrachos diciendo que todo ha sucedido en la vida real. ¿Te imaginas a algún escritor hoy haciendo algo así? 1962 seguro era un mundo diferente. Por otra parte, cubrió el incesto y el abuso infantil, por lo que es bastante nervioso por el momento. ¡Puedes decir que también es ficción porque un niño menor de edad trata de molestar a un sacerdote y no al revés!
Sin embargo, es una lectura muy rápida y un poco pulposa, por lo que es sorprendente verlo en la gama Penguin Classics. También hay una comparación con Rosemary’s Baby en la propaganda: ignore eso, la novela de Russell no tiene nada en común con la de Ira Levin.

Quizás si fueras / seas católico, la historia tendrá un mayor impacto en ti; para un extraño como yo, el misticismo del catolicismo siempre ha parecido ridículo y difícil de tomar en serio. Todo lo cual no quiere decir que El caso contra Satanás sea un mal libro, está escrito de manera competente y más o menos llama la atención, solo que no ha envejecido bien debido a la enorme popularidad de su tema en los años posteriores. Una historia directa de exorcismo y posesión es demasiado familiar para ser tan interesante para los lectores de horror modernos versados en el tema, aunque podría valer la pena echarle un vistazo a aquellos curiosos para ver los orígenes de este subgénero popular.

Sin embargo, esta fue una historia interesante, a pesar de la excelente portada, no es realmente una novela de terror. Comienza razonablemente fuerte, y con una escena que es algo impactante, teniendo en cuenta que se publicó hace 58 años, por lo que la mayor parte de su factor de conmoción se ha reemplazado a lo largo de los años, luego se enreda un poco en la religión y las creencias. No gira en torno al asunto en cuestión, el exorcismo de Susan Garth, hasta aproximadamente la mitad, y realmente no comienza en otras dos docenas de páginas más allá de eso, y termina con bastante rapidez, dejando el resto de la novela un poco de un procedimiento policial.
Creo que este puede ser el quid de la cuestión para mí. Para una novela tan delgada, con un peso de 140 páginas, no parece saber exactamente a dónde quiere ir. Finalmente, estoy de acuerdo con Laird Barron en su introducción a la novela: esta es una historia sobre la verdad. Pero se necesitan algunos caminos diferentes para llegar allí.

—«La mano de Dios es más rápida que el ojo» —

“Buiochas le Die». Gracias a Dios».

————

7FA7E6B2-AED8-4141-8EB0-F48EFDA240F4
A young girl is possessed by the devil – a Catholic priest and bishop must perform an exorcism to save her!
Ray Russell’s The Case Against Satan was published in 1962, 9 years before William Peter Blatty’s The Exorcist but it’s less well-known probably because of the enormous popularity of the 1973 movie adaptation of Blatty’s book. I’m sure for audiences in 1962 this was fresh and exciting as well as influential (I wonder if Blatty and Stephen King read Russell’s novel?) but half a century later…
If you’re a horror fan and have seen many of the exorcism movies that’ve come out in the last 20 years, and of course seen The Exorcist, Russell’s novel doesn’t really offer anything new. The storyline of a possessed girl and a priest having to exorcise her at this point in time is so well-worn it’s almost a cliché!

The doubting priest, the troubled girl, the questions over whether she’s faking it or is really possessed – I know this wasn’t well-known material back then but it is today and that made it quite a predictable and unexciting read for me. I wasn’t that interested in seeing if Father Sargent’s faith would return (hence “the case against Satan”) or whether evil would be punished – I knew, like most readers of this book, they both would.
The demon possession scenes are almost cute for how tame they are. The worst Susan says is “You’re a son of a bitch, dad!” – quite different from saying “Your mother sucks cocks in hell!” while stuffing a crucifix up your vag and spewing pea soup in The Exorcist! Russell even writes a near-apologetic afterword, justifying the themes of incest and drunk priests by saying they’ve all happened in real life. Can you imagine any writer today doing anything like that? 1962 sure was a different world. Then again, it covered incest and child molestation so that’s pretty edgy for the time. You can tell it’s fiction too because an underage child tries to molest a priest and not the other way around!
It’s a very quick read though and kinda pulpy too which is why it’s surprising to see it in the Penguin Classics range. There’s also a comparison to Rosemary’s Baby in the blurb – ignore that, Russell’s novel has nothing in common with Ira Levin’s.

Maybe if you were/are Catholic, the story will have more of an impact on you; for an outsider like me, Catholicism’s mysticism has always looked ridiculous and hard to take seriously. All of which isn’t to say The Case Against Satan is a bad book – it’s competently written and more-or-less holds the attention – just that it hasn’t aged well because of its subject’s enormous popularity in the years after. A straightforward exorcism and possession storyline is all too familiar to be that interesting to modern horror readers versed in the subject though it might be worth a look for those curious to see the origins of this popular subgenre.

This was an interesting story, though, really, despite the excellent cover, it’s not really that much of a horror novel. It starts reasonably strong, and with a scene that’s somewhat shocking–bearing in mind it was published 58 years ago, so most of its shock factor has been superseded over the years–it then gets a bit tangled up in religion and belief for a bit. It doesn’t circle back around to the matter at hand, the exorcism of Susan Garth, until about halfway, and doesn’t really get started on it for another two-dozen pages past that, and it’s over fairly quickly, leaving the rest of the novel a bit of a police procedural.
I believe this may be the crux of the issue for me. For such a slim novel–weighing in at 140 pages–it doesn’t quite seem to know exactly where it wants to go. Ultimately, I agree with Laird Barron in his introduction to the novel: This is a story about truth. But it takes a few different paths to get there.

– «The hand of God is faster than the eye» –

«Buiochas le Die». Thank God».

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.