El Retorno De Los Dioses. Evidencia De Visitas Extraterrestres — Erich Von Däniken / The Return of the Gods: Evidence of Extraterrestrial Visitations by Erich von Däniken

Os recomiendo el libro “hijos del cielo” de Cristina Martín Jiménez comentado en el blog, como toda su obra. Un libro interesante para leer, mientras que la idea básica de que cuando las historias y leyendas antiguas hablan de personas de las estrellas que viajan hacia y desde naves que orbitan la Tierra en un avión claramente tecnológico, decían la verdad en lugar de ser alegóricas, no es todo que controvertido en sí mismo aparte de los arqueólogos “convencionales” hay algunos defectos notables.
Por ejemplo, la idea de que el hombre no pudo haber desarrollado la idea de las matemáticas, por lo que debe haber sido genéticamente instalado en la humanidad, no considera que las razas alienígenas hayan desarrollado la idea de las matemáticas, lo que hace que la teoría de que no haya podido evolucionar sea obviamente errónea y el capítulo final sobre Secuestros extraterrestres parece tener muy poca relevancia para cualquier cosa en el resto del libro en la medida en que podría haber sido escrito y agregado más tarde.

Me encanta la descripción del capítulo uno de cómo una civilización podría formar un culto / religión en torno a los artefactos encontrados antes de un desastre mundial … cambiando la documentación inexplicable donde no se ajusta a lo que consideramos posible … completamente razonable … explica muchas religiones en mi mente … También me encanta la descripción hipotética del capítulo 5 de la raza humana desde el punto de vista de los extraños … de nuevo perfectamente razonable … no somos demasiado impresionantes como especie.
Después del primer capítulo, simplemente fingí que era la ciencia ficción que sonaba y que se volvió mucho más agradable. La mayor parte fue divertido, y toda la discusión sobre los derechos de “abducidos extraterrestres” ignorados por sus secuestradores extraterrestres fue tan graciosa que en realidad me reí a carcajadas.

Es indiscutible que hace milenios la gente era más crédula, pero también es verdad que sus creencias estaban arraigadas más profundamente. No niego que creyeran que era oro todo lo que relucía; pero, en cualquier caso, su fe en la creación del mundo era inconmovible. Y los ángeles eran tenidos por seres sobrehumanos: eran las espadas y los mensajeros del Dios eterno. Con los ángeles no había bromas: eran temibles.

¿Fue la antigua madre Eva la primera persona que vio un ovni? El mismo Señor que había creado a Adán y a Eva, y que de vez en cuando se daba paseos por el jardín del Edén, también subió a bordo de este ovni:
Y he aquí que el Señor de la fuerza montó en el carro; cuatro vientos lo empujaban…
Los Relatos judíos de la Antigüedad nos proporcionan información más precisa. La primera esfera se llama Vilón; desde ésta se observa la humanidad. Por encima de Vilón está Rakia, donde se encuentran las estrellas y los planetas. Todavía más arriba está la esfera de Schechakim, y más allá de ésta están los cielos que se llaman Gebul, Makhon y Maon. La esfera más alta del cielo, más allá de Maon, se llama Araboth.

Los libros sagrados proclaman que nuestro Dios amado envió el diluvio para castigar los males de la humanidad. Es evidente que este diluvio tuvo lugar; han salido a la luz datos científicos que lo corroboran. Por otra parte, un equipo internacional de científicos cree haber localizado los restos del arca de Noé cerca de la cumbre del monte Al Judi, la misma montaña de la región de Ararat donde quedó encallada el arca de Noé según el Corán. El jefe de la expedición, el geofísico David Fasold, explicó a los periodistas que habían utilizado el radar de superficie para obtener excelentes imágenes. Estas imágenes eran tan claras que podía contarse incluso el número de tablas de los costados del casco.
Pero si no fue él quien provocó el diluvio, si, dicho de otro modo, no tuvo nada que ver con la muerte de casi toda la humanidad ahogada bajo las aguas, si el diluvio fue una catástrofe natural, entonces este Dios no era el que conocemos por la religión. En este caso, la humanidad habría atribuido a un Dios el envío de un castigo del que él no era responsable, en realidad. En cuyo caso, la creencia se mueve por un terreno resbaloso. El que suscriba la teoría de la catástrofe nacional debe explicar, no obstante, por qué los relatos acerca del diluvio sirven de tema a leyendas, creencias folclóricas y libros sagrados de muchos países.

¿Quién fue Enoc? Los antiguos relatos judíos dicen que fue «un rey de los hombres» que reinó durante «doscientos cuarenta y tres años». Estaba lleno de sabiduría y la comunicó a todos.
Fue el constructor de las grandes pirámides de Egipto, según el geógrafo e historiador Taki al-Makrizi (1364-1442). Éste cuenta en su obra Hitat que Enoc fue conocido con cuatro nombres diferentes: Saurid, Hermes, Idris y Enoc.
Lo notable del libro de Enoc son los muchos detalles que contiene y que no se encuentran en ningún otro texto. ¡En el capítulo 69 Enoc facilita incluso la lista de nombres de los cabecillas del motín y describe sus respectivas categorías y funciones!
¿Qué fue de Enoc, pues? ¿Dónde descansaron sus huesos? ¿Dónde está el templo o la catedral que se erigió en su honor?.

Es San Juan quien nos proporciona la descripción más apasionante de todo ello en su libro llamado Revelación o Apocalipsis, el último de los textos que figuran en el Nuevo Testamento. Leemos en él que se romperán y se abrirán nueve sellos y que con cada uno de los sellos vendrán nuevas plagas a azotar a la humanidad. Sonarán trompetas…
La imaginación humana no sólo puede tener visiones hermosas: es igualmente capaz de evocar escenas terribles. Las personas iracundas desean que sus enemigos vayan al infierno, y a continuación se imaginan el infierno en su forma más espeluznante. También está claro que las personas buscan un consuelo a sus sufrimientos terrenales esperando un mundo más hermoso en el que las cosas les irán mejor. Por extensión, pueden desear también que los otros (los malos, los injustos, los ricos, los ateos, etcétera) reciban su merecido y que les toque sufrir mientras ellos beben el néctar de los dioses y gozan de la gloria del paraíso.

La filosofía paleobiet interpreta la idea del regreso de los dioses como un regreso de aquellos extraterrestres que visitaron a nuestros antepasados hace mucho tiempo. Para mitigar la impresión que puede producir este regreso, se están enviando profetas a la humanidad para prepararla. Estos profetas pueden haber recibido sus conocimientos de varios modos:
– Ellos mismos pueden ser extraterrestres disfrazados de humanos.
– Pueden ser seres humanos cuyos embriones se programaron externamente («hijos del hombre»).
– Toda la humanidad lleva mensajes genéticos codificados que sólo se liberan cuando se cumplen ciertas condiciones (como en el caso del vello corporal); esto sucedería en diversos momentos para diversos individuos.
– Es posible que toda la humanidad lleve dentro de sí misma esta información genética, pero que la misma sólo se libere en ciertos individuos por medio de algún rayo o haz de luz activador dirigido desde fuera de la Tierra (como en el caso del interruptor de electrones).
– Es posible que sólo sean determinados individuos los que lleven dentro de sí este mensaje extraterrestre.
Esta información genética puede hacerse despertar sólo en individuos determinados cuando los extraterrestres crean que ha llegado el momento.

Creo que la quinta posibilidad es la menos probable, pues todos descendemos en último extremo de la misma raza.

—————

I recommed last book by Cristina Martín JiménezHeaven’s Sons” as all books commented in the blog. An interesting book to read, while the basic idea that when the ancient stories and legends tell of people from the stars travelling to and fro from craft orbiting the earth in a clearly technological aircraft, they were telling the truth rather than being allegorical is not all that controversial in itself other than to “mainstream” archaeologists there are some notable flaws.
For example the idea that man could not have evolved the idea of mathematics so it must have been genetically installed in humanity fails to consider that the alien races must have evolved the idea of mathematics which renders the theory that it could not have evolved obviously wrong, and the final chapter on Alien Abductions seems to have very little relevance to anything in the rest of the book to the extent that it could have been already written and added later.

Love chapter one description of how a civilization might form a cult/ religion around artifacts found from before a world disaster.. changing unexplainable documentation where it doesnt fit what we deem possible…entirely reasonable.. explains many religions in my mind.. also love chapter 5 hypothetical description of the human race from the POV of outsiders… again perfectly reasonable… we’re not too impressive as a species.
After about the first chapter I just pretended that it was the Science Fiction it sounded like and it became much more enjoyable. Most of it was amusing, and the whole discussion of “alien abductee” rights being ignored by their alien abductors was just so darn funny I actually laughed out loud.

It is indisputable that millennia ago people were more credulous, but it is also true that their beliefs were rooted more deeply. I do not deny that they believed that everything that shone was gold; but, in any case, his faith in the creation of the world was immovable. And the angels were considered superhuman beings: they were the swords and messengers of the eternal God. With the angels there were no jokes: they were scary.

Was the old mother Eva the first person to see a UFO? The same Lord who had created Adam and Eve, and who occasionally took walks in the garden of Eden, also climbed aboard this UFO:
And behold, the Lord of strength rode in the car; four winds were pushing him …
The Jewish Tales of Antiquity provide us with more accurate information. The first sphere is called Vilón; From this humanity is observed. Above Vilon is Rakia, where the stars and planets meet. Even higher is the Schechakim sphere, and beyond it are the skies called Gebul, Makhon and Maon. The highest sphere in the sky, beyond Maon, is called Araboth.

The sacred books proclaim that our beloved God sent the flood to punish the evils of mankind. It is evident that this flood took place; scientific data that corroborate it have come to light. On the other hand, an international team of scientists believes they have located the remains of Noah’s ark near the summit of Mount Al Judi, the same mountain in the Ararat region where Noah’s ark was stranded according to the Koran. The expedition chief, geophysicist David Fasold, told reporters that they had used surface radar to obtain excellent images. These images were so clear that even the number of boards on the sides of the hull could be counted.
But if it was not he who caused the flood, if, in other words, it had nothing to do with the death of almost all mankind drowned under water, if the flood was a natural catastrophe, then this God was not the one We know by religion. In this case, humanity would have attributed to a God the sending of a punishment for which he was not really responsible. In which case, belief moves through slippery terrain. The one who subscribes to the theory of the national catastrophe must explain, however, why the stories about the flood serve as a theme for legends, folk beliefs and sacred books of many countries.

Who was Enoch? Ancient Jewish accounts say that he was “a king of men” who reigned for “two hundred and forty-three years.” It was full of wisdom and communicated to everyone.
He was the builder of the great pyramids of Egypt, according to geographer and historian Taki al-Makrizi (1364-1442). He tells in his work Hitat that Enoch was known by four different names: Saurid, Hermes, Idris and Enoch.
The remarkable thing about the book of Enoch is the many details that it contains and that are not found in any other text. In chapter 69 Enoch even provides the list of names of the riot leaders and describes their respective categories and functions!
What happened to Enoch, then? Where did your bones rest? Where is the temple or cathedral that was erected in his honor?

It is Saint John who gives us the most exciting description of all this in his book called Revelation or Revelation, the last of the texts contained in the New Testament. We read in it that nine seals will be broken and opened and that with each of the seals will come new plagues to scourge mankind. Trumpets will sound …
The human imagination can not only have beautiful visions: it is equally capable of evoking terrible scenes. Wrathful people want their enemies to go to hell, and then imagine hell in its most creepy way. It is also clear that people seek comfort from their earthly sufferings hoping for a more beautiful world in which things will do better. By extension, they may also wish that others (the bad, the unjust, the rich, the atheists, etc.) receive their deserved and have to suffer while they drink the nectar of the gods and enjoy the glory of paradise.

Paleobiet philosophy interprets the idea of the return of the gods as a return of those aliens who visited our ancestors long ago. To mitigate the impression that this return can produce, prophets are being sent to humanity to prepare it. These prophets may have received their knowledge in several ways:
– They themselves can be aliens disguised as humans.
– They can be human beings whose embryos were programmed externally (“children of man”).
– All humanity carries coded genetic messages that are only released when certain conditions are met (as in the case of body hair); This would happen at different times for different individuals.
– It is possible that all humanity carries within it this genetic information, but that it is only released in certain individuals by means of some activating beam or beam of light directed from outside the Earth (as in the case of the power switch electrons)
– It is possible that only individuals who carry within this extraterrestrial message are determined.
This genetic information can be aroused only in certain individuals when aliens believe that the time has come.

I think the fifth possibility is the least likely, since we all descend at the last end of the same race.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .