¿Donde Aterrizar?. Cómo Orientarse En Política — Bruno Latour / Où Atterrir? (Where To Land?. How To Get Oriented In Politics) by Bruno Latour

En su último ensayo, Bruno Latour hace de la elección de Trump el símbolo de una conciencia. Las clases dominantes ya no quieren gobernar el mundo, sino extraerlo. El gran desmantelamiento del Estado de derecho y la solidaridad va de la mano con la negación del cambio climático. El progreso fue traicionado por aquellos que se dieron cuenta de que el planeta no era lo suficientemente grande como para compartir el crecimiento. El desafío ahora es enmascarar la traición de la élite, ya sea por ilusión técnica o negación del clima, explica la conspiración zadista Bruno Latour. El progreso se derrumba y con ello la promesa de un mundo común. Enfrentados a sus propias negaciones, los partidarios de la globalización y los del retorno al pasado compiten con el irrealismo.

El mundo moderno ya no existe. El progreso ha terminado. Estamos en un mundo pospolítico, sin ningún objeto, ya que todos rechazan la observación del mundo en el que ahora debemos habitar.

Sin embargo, debemos encontrar el significado de lo terrestre, recuerda el filósofo. Hacemos una razón. Para esto, necesitamos una recomposición política, para superar la división derecha / izquierda en torno al valor de lo terrestre … ¿Pero es un valor? Rápidamente acusa a la ecología de no lograrlo sin ver la dificultad de encontrar valores cuando las promesas de progreso y la emancipación se acortan, especialmente ante las fuerzas del mercado que siempre han tenido valores claros y fuertes. Los límites del planeta en el que debemos habitar cuestionan estas perspectivas de modernización y emancipación, sin poder ofrecernos alternativas. Hasta su desterritorialización, el capitalismo ha sido descrito como un vector de progreso y emancipación. Esto ciertamente ya no es el caso y el hábitat de un mundo terrestre sin perspectiva no es muy estimulante. Invita a la razón científica a pasar de una visión mecanicista que se ha vuelto insoportable a una visión biológica que solo puede ayudarnos a vivir en este nuevo mundo, a reconquistar el suelo. Intenta un poco desesperadamente encontrar un significado donde proyectamos nuevamente. No estoy seguro de que realmente llegue allí.

Parece que hay 2 Latour:

– el simple (incluso el simplista), que usa la fórmula “todo sucede como si …”, tan criticado por algunos sociólogos que ven las premisas de una visión de conspiración; quien usa las comillas como si hiciera que todos hablaran para dejar su punto lo más claro posible (y, de hecho, funciona).

– Y el oscuro Latour, que deja en consideración, incluso digresiones, abstracto, abstruso, abusando del Concepto-Con-Capital.

Es una pena, porque el 2do Latour no sirve al 1er

Es necesario hacer frente a un problema que es, literalmente, de dimensión, de escala, de habitabilidad: el planeta es demasiado estrecho y limitado para el globo de la globalización, y demasiado grande, activo y complejo para ser contenido dentro de las fronteras estrechas y limitadas de cualquier localidad. Así, estamos rebasados por partida doble: por algo demasiado grande y por algo demasiado pequeño. Y, como resultado, nadie tiene respuesta a la pregunta de cómo encontrar un suelo habitable. Ni los partidarios de la mundialización (de la más tanto como de la menos), ni los partidarios de lo local (del más tanto como del menos). Nadie sabe a dónde ir, cómo habitar ni con quién cohabitar. ¿Qué hacer para encontrar un lugar? ¿Cómo orientarnos?.

—————-

In his last essay, Bruno Latour makes the election of Trump the symbol of a conscience. The ruling classes no longer want to rule the world, but to extract it. The great dismantling of the rule of law and solidarity goes hand in hand with the denial of climate change. Progress was betrayed by those who realized that the planet was not big enough to share growth. The challenge now is to mask the treason of the elite, whether by technical illusion or climate denial, explains the Zadist conspiracy Bruno Latour. Progress collapses and with it the promise of a common world. Faced with their own denials, the supporters of globalization and the return to the past compete with unrealism.

The modern world does not exist anymore. The progress is over. We are in a post-political world, without any object, since everyone rejects the observation of the world in which we must now live.

However, we must find the meaning of the terrestrial, recalls the philosopher. We make a reason. For this, we need a political recomposition, to overcome the right / left division around the value of the terrestrial … But is it a value? It quickly accuses the ecology of not achieving it without seeing the difficulty of finding values when promises of progress and emancipation are shortened, especially in the face of market forces that have always had clear and strong values. The limits of the planet in which we must live question these perspectives of modernization and emancipation, without being able to offer us alternatives. Until its deterritorialization, capitalism has been described as a vector of progress and emancipation. This certainly is no longer the case and the habitat of a terrestrial world without perspective is not very stimulating. It invites scientific reason to move from a mechanistic vision that has become unbearable to a biological vision that can only help us to live in this new world, to reconquer the soil. Try a little desperately to find a meaning where we project again. I’m not sure I really get there.

It seems that there are 2 Latour:

– the simple (even the simplistic), which uses the formula “everything happens as if …”, so criticized by some sociologists who see the premises of a conspiracy vision; who uses the quotes as if he made everyone speak to make his point as clear as possible (and, in fact, it works).

– And the dark Latour, who leaves in consideration, even digressions, abstract, abstruse, abusing the Concept-With-Capital.

It’s a shame, because 2nd Latour does not serve the 1st

It’s necessary to face a problem that is literally one of dimension, of scale, of habitability: the planet is too narrow and limited for the globe of globalization, and too large, active and complex to be contained within narrow borders and limited in any location. Thus, we are exceeded twice: for something too big and for something too small. And, as a result, nobody has an answer to the question of how to find a habitable floor. Neither the supporters of globalization (of the more so as of the less), nor the supporters of the local (of the more so as of the less). Nobody knows where to go, how to live or with whom to cohabit. What to do to find a place? How to guide us ?.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .