Hotel Graybar — Curtis Dawkins / The Graybar Hotel: Stories by Curtis Dawkins

D114C8D7-7FF6-40DA-88AA-078583EA25CE
Decir que el autor está en prisión por un asesinato. Al igual que con cualquier colección de cuentos, me gustaron algunas historias más que otras, pero la escritura es siempre buena. Las historias transmiten el aburrimiento del encarcelamiento, pero lo que más sentí fue no poder escapar de la interminable charla sin sentido de otros internos (como un personaje que aburría constantemente a sus otros internos con descripciones explícitas de sus sueños). Uno de mis favoritos del libro se titulaba «Envuelto», en el que el narrador describe a los mentirosos en prisión así como a la forma en que los que estamos en el exterior mentimos, a los demás y a nosotros mismos.
Habría esperado historias sobre el miedo a ser violada, pero no había nada de eso. Hay algunas historias sobre el temor de ser golpeados por no poder pagar las deudas a otros prisioneros.
Algunas historias tratan sobre cómo es convertirse en un adicto, lo que lleva a alguien a comenzar a robar para mantener un hábito. Otros son sobre los primeros días de encarcelamiento, otros sobre cómo es estar adentro por muchos años, otro sobre el desafío de salir al mundo. Algunas historias muestran la vida de un recluso diferente: su pasado, sus luchas, sus imaginaciones, sus esperanzas y sus sueños. Otros simplemente describen el modo de vida de la prisión. Curtis Dawkins tiene un don para escribir historias descriptivas que te llevan dentro de la vida de la prisión, permitiéndote experimentar los altibajos sin el estigma a menudo asociado. Tiene un hermoso estilo de escritura que mantiene las historias fluyendo bien. Algunas de las historias lo conmoverán, se reirán a carcajadas y otras veces solo desearían que duraran un poco más.

Leí The Graybar Hotel de Curtis Dawkins en menos de 24 horas y pasé las últimas 24 horas reflexionando sobre la colección de cuentos.
Mis pensamientos se volvieron rápidamente a las historias en el Hotel Graybar. Si bien las historias son una colección de historias de ficción, no pude evitar pensar que también debe haber mucha verdad en esas oraciones. Dawkins humanizó a sus personajes y logró inculcar un sentido de empatía y compasión por los hombres y mujeres que pasan sus días y noches tras las rejas. Al lector se le presentan muchos personajes, Mickey, Peanut, Mo, que se unen a sus cuerdas.
La escritura es hermosa, y espero con interés los futuros escritos de Dawkins. Al final del libro, afirma que todas las ganancias de las ventas de este libro se destinarán a los fondos de la universidad de sus hijos. Hay algo que realmente admiro en eso, aunque esté ausente, está haciendo todo lo posible por apoyar a su familia (también podría añadir, de una manera buena y honorable).

—————————-

C63A7922-B2AC-40B4-BF0F-7D36A0313CED
The author is a inmate in prison from The States. As with any short story collection, I liked some stories more than others, but the writing is consistently good. The stories convey the boredom of incarceration, but what I felt most acutely was not being able to get away from the endless mindless chatter of other inmates (such as one character who consistently bored his other inmates with explicit descriptions of his dreams). One of my favorites of the book was titled “Engulfed,” in which the narrator describes the liars in prison as well as the way those of us on the outside lie—to others and to ourselves.
I would have expected stories about the fear of being raped, but there wasn’t any of that. There are some stories about the fear of being beaten up over not being able to pay back debts to other prisoners.
Some stories are about what becoming an addict is like—what leads someone to begin to steal to support a habit. Others are about the first days of incarceration, others about what it’s like to be inside for many years, another about the challenge of getting out into the world. Some stories showcase the life of a different inmate – their past, their struggles, their imaginations, their hopes and dreams. Others simply describe the prison way of life. Curtis Dawkins has a gift for writing descriptive stories that take you inside the prison life, letting you experience the ups and downs without the stigma often associated with it. He has a beautiful style of writing that keeps the stories flowing well. You’ll be moved by some of the stories, laugh out loud, and other times just wish they would go on a little longer.

I read The Graybar Hotel by Curtis Dawkins in less than 24 hours and have spend the last 24 hours ruminating on the collection of short stories.
My thoughts quickly turned to the stories in The Graybar Hotel. While the stories are a collection of fictional stories, I couldn’t help but think that there’s got to be a lot of truth within those sentences, too. Dawkins humanized his characters and managed to instill a sense of empathy and compassion for the men and women who spend their days and nights behind bars. The reader is introduced to many characters – Mickey, Peanut, Mo – who stitch themselves right onto your heartstrings.
The writing is lovely, and I’m looking forward to future writings from Dawkins. At the end of the book, he states that all proceeds from the sales of this book will be put into his children’s college funds. There’s something I really admire in that – even though he’s away, he’s doing his best to be supportive of his family (in a good and honorable way too, I might add).

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.