La Meditación Y El Arte De Dibujar — Wendy Ann Greenhalgh / Mindfulness & the Art of Drawing. A Creative Path to Awareness by Wendy Ann Greenhalgh

Pensé mucho en escribir esto antes, ya que a menudo no doy opiniones negativas a los libros a menos que sean lo peor de lo peor.
Si el libro se llamara “Cómo dibujar: Ejercicios verbales” seria más acorde. El libro está lleno de ejercicios de dibujo. Hablan de respirar, detenerse, estar presentes. También hablan de mirar el mundo que te rodea. El problema es que cuando utilizo la mayoría de los ejercicios completos, a menudo se involucran con el crítico. Si eres un ser sensible, es difícil no hacerlo. No veo esto como una extensión de la práctica de zen o mindfulness, si la práctica de Mindfulness proviene de practicantes zen y no de psicólogos. Por supuesto, hacer marcas es una práctica de meditación para algunos. Pero como las ardillas son animales, aunque los animales no son ardillas, siento mucho que tantos se hayan subido al carro de escribir libros sobre la práctica del zen en este o aquel lugar como si … Es moderno, y tal vez el autor tiene un buen practica, pero este libro tampoco enseña bien.
Incluso las aplicaciones sobre hacer desaparecer al crítico no tienen nada que ver con el zen o la atención plena, sino con la psicología. Gads, aconseja detenerse cuando el crítico habla … lo siento, pero para la mayoría de los creativos tendrían que dejar el bolígrafo e ir a tomar café, habría tantas pausas … (Unas páginas más tarde finalmente me rendí ante el libro.) Creo que, si quiere leer un libro sobre estar presente para dibujar, lea libros de aquellos que hablan sobre dibujar dibujo dibujando A TRAVÉS de lo que sea. Dibujar y aprender a dibujar es un asunto complicado y solo tienes que practicar … ¡hacer líos! Cuando monkeymind te lleva al zafu durante la meditación sentada o durante la meditación caminando, te mantienes sentado, sigues caminando y respirando.
No hay fotos, en realidad, lo cual es extraño para un libro de dibujo, pero está bien. Por lo general, los autores que enseñan dibujo quieren mostrar algunos bocetos ….

Lo que descubrí fue que la práctica de la meditación con atención plena evocaba en mí las mismas respuestas que dibujar. El estado mental en el que entraba durante la meditación no difería en nada, desde un punto de vista cualitativo, del estado en el que me encontraba cuando estaba profundamente absorta en el dibujo. Desde aquel momento mi vida creativa y mi vida meditativa se fueron desarrollando en paralelo; me fui a estudiar Bellas Artes a la universidad, acudí a retiros de meditación, practiqué y aprendí. Y lo que aprendí fue esto, y fue de una sorprendente sencillez.
Como personas modernas de nuestra sociedad industrializada y altamente tecnológica no existe duda de que nuestra mente está expuesta a la hiperactividad: salta de una cosa a otra, estimulada de forma constante (incluso sobreestimulada) por una lluvia torrencial formada por los medios de comunicación, las redes sociales, la televisión, internet, el tráfico, aglomeraciones, el trabajo, y las activas vidas sociales y familiares. La verdad es que para la mayoría de nosotros, a no ser que hagamos un esfuerzo extra, hay muy pocos momentos de silencio, tranquilidad o paz en el día a día. Es más difícil que nunca para nosotros encontrar un espacio en el que calmar y acallar la mente, para ser sin más; y, sin embargo, quizá tengamos más necesidad de lograrlo que en ningún otro momento anterior de la historia.
Si nuestro problema es conseguir concentrarnos en una sola cosa durante más de cinco minutos, dibujar con atención plena ofrece una solución maravillosamente sencilla, poco tecnológica y creativa.
A través de la atención plena del dibujo descubrimos uno de los aspectos más profundos de la atención plena: que en nuestra conciencia surge un sentido natural de empatía y simpatía por aquellas cosas que encontramos. Puede que sean cosas del mundo natural, pero también pueden ser otras personas, o nuestros dibujos, o incluso nosotros mismos. De la atención plena puede surgir amabilidad, preocupación, cuidado, compasión y comprensión. Tras afirmar nuestra sensación de conexión con el mundo que nos rodea, ya no vamos pisando a ciegas por él, sino que sentimos mayor inclinación a tratar las cosas y a nosotros mismos con amor amable.

I thought a long time about writing this before as i don’t often give negative opinions to books unless they are the worst of the worst.
If the book were called “How to Draw: Verbal Exercises” it would get better comments. The book is filled with drawing exercises. They talk about breathing, pausing, being present. They also talk about looking at the world around you. The problem is that when I rad most of the full exercises they often engage the critic. If you are a sentient being it is hard not to do so. I don’t see this as an extension of zen or mindfulness practice — if the Mindfulness practice is stemming from zen practitioners and not psychologists. Of course, making marks is a meditative practice for some. But as squirrels are animals, though animals are not squirrels, I am very sorry that so many have umped on the bandwagon of writing books about zen practice in this or that as if… It is trendy, and perhaps the author has a good practice, but this book doesn’t teach either well.
Even the applications about making the critic disappear having nothing whatsoever to do with zen or mindfulness, but psychology. Gads, she advises stopping when the critic speaks… sorry, but for most creatives they’d have to put down the pen and go get coffee there would be so many pauses.. (A few pages later I finally gave up on the book.) I think, if you want to read a book about being present for drawing, read books by those that talk about drawing drawing drawing THROUGH whatever. Drawing and learning to draw is messy business and you just have to practice…. making messes of it! When monkeymind gets you on the zafu during sit meditation or during walking meditation, you keep sitting, keep walking, keep breathing.
No pictures, really, which is odd for a drawing book, but okay. Usually authors who teach drawing want to show a few sketches….

What I discovered was that the practice of mindfulness meditation evoked in me the same answers to draw. The mental state I entered during the meditation did not differ in anything, from a qualitative point of view, from the state I was in when I was deeply absorbed in the drawing. From that moment my creative life and my meditative life were developed in parallel; I went to study Fine Arts at university, attended meditation retreats, practiced and learned. And what I learned was this, and it was of an amazing simplicity.
As modern people of our industrialized and highly technological society there is no doubt that our mind is exposed to hyperactivity: it jumps from one thing to another, constantly stimulated (even overstimulated) by a torrential rain formed by the media, social networks, television, internet, traffic, agglomerations, work, and active social and family lives. The truth is that for most of us, unless we make an extra effort, there are very few moments of silence, tranquility or peace in the day to day. It is more difficult than ever for us to find a space in which to calm and quiet the mind, to be without more; and, nevertheless, we may have more need to achieve it than at any previous time in history.
If our problem is to concentrate on just one thing for more than five minutes, drawing with full attention offers a wonderfully simple, not very technological and creative solution.
Through the full attention of the drawing, we discover one of the deepest aspects of mindfulness: that in our consciousness there arises a natural sense of empathy and sympathy for those things that we find. They may be things of the natural world, but they can also be other people, or our drawings, or even ourselves. Mindfulness, concern, caring, compassion and understanding can emerge from mindfulness. After affirming our sense of connection with the world around us, we no longer walk blindly for him, but feel more inclined to treat things and ourselves with kind love.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.