Guerreros Urbanos — Jeosm & Arturo Pérez Reverte / Urban Warriors by Jeosm & Arturo Pérez Reverte (spanish book edition)

Los textos de esta obra son obra de Pérez Reverte pues fueron la información que utilizó el escritor para su obra “el francotirador paciente”, las fotografías son lo mejor, magnífico retrato del mundo del “graffiti”.

Parias de una sociedad individualista y singular en la que sólo se ascendía por méritos ganados en solitario o en pequeños grupos, imponiendo cada cual su nombre de batalla con esfuerzo y constancia, multiplicándolo hasta el infinito por todos los rincones de la ciudad.
Olía a pintura fresca, a escritura en condiciones. Para ellos, el mejor olor del mundo. Olor a gloria urbana, a libertad ilegal, a fama dentro del anonimato. A chorros, bum, bum, bum, de adrenalina

Paisaje de luces y oscuridad, cercanía de lo prohibido. Al otro lado de la verja aguarda la aventura, la incursión en territorio hostil. Aquí estás, esperando el plan perfecto, la ocasión perfecta, la superficie perfecta. Equipado, listo para lo que sea. Bolsa con latas, guantes, zapatillas silenciosas. El rostro oculto para las cámaras de seguridad. El acecho. La ciudad y la noche como paisaje. La zona enemiga y amiga al mismo tiempo. Los trenes inmóviles allá abajo son la tentación más peligrosa y atractiva del mundo. A estas horas, otros toman una copa, hacen el amor, duermen. Tú estás inmóvil, concentrado como un guerrero antes del combate, bajo el frío o la lluvia, estudiando de nuevo el terreno que ya exploraste durante el día, o durante varias noches anteriores. Por dónde entrar. Por dónde salir. Hipótesis más probables o más arriesgadas. La hora de la verdad.
La valla de la muerte. Así la llaman los colegas. Los otros escritores. La conoces bien porque la has saltado otras veces. Alta, con puntas aguzadas como navajas. Pero estás en forma —tienes que estarlo, si haces esto— y sabes cómo superarla. A medio camino miras a un lado y otro, buscando al vigilante. Al jurado, en jerga de los colegas. ¿Dónde está?, te preguntas mientras permaneces inmóvil, antes de acabar el último salto.
Una cochera con trenes inmóviles es tu paraíso. El coto de caza más hermoso y excitante del mundo.

Policías, vigilantes. Ellos son el enemigo. La amenaza. Eso no lo olvidas en ningún momento. Es así, y son las reglas. No hay nada personal por su parte ni por la tuya. Son cosas de la vida y del curro. Cada cual hace su oficio.
No falta la competición interna, de grupo. También entre hombres y mujeres. Ellas bombardean como cualquiera, a veces con más saña. La cuestión es quién marca más. Quién repite más su tag y hace más suyo el territorio. A veces la escritura queda sin terminar, hay que salir por pies. Hace falta mucho valor para regresar la noche siguiente al mismo lugar, sabiendo que puede estar vigilado, y acabar el trabajo.

Érase una raza especial de personas, llamada escritores de grafiti. Libraron una fiera batalla contra la sociedad. El resultado todavía no se conoce».
(Ken, grafitero, en una pared de Nueva York)

The texts of this work are the work of Pérez Reverte because they were the information used by the writer for his book “the patient sniper”, the photographs are the best, magnificent portrait of the world of “graffiti”.

Pariahs of an individualistic and singular society in which only was promoted by merits won alone or in small groups, each imposing its battle name with effort and perseverance, multiplying it to infinity in all corners of the city.
It smelled of fresh paint, of writing in conditions. For them, the best smell in the world. Smell of urban glory, of illegal freedom, of fame within anonymity. A squirt, boom, boom, boom, adrenaline

Landscape of lights and darkness, closeness of the forbidden. The adventure waits on the other side, the incursion into hostile territory. Here you are, waiting for the perfect plan, the perfect occasion, the perfect surface. Equipped, ready for whatever. Bag with cans, gloves, silent sneakers. The hidden face for security cameras. Stalking The city and the night as landscape. The enemy zone and friend at the same time. The still trains below are the most dangerous and attractive temptation in the world. At this time, others have a drink, they make love, they sleep. You are motionless, concentrated like a warrior before combat, under the cold or the rain, studying again the terrain that you already explored during the day, or during several previous nights. Where to enter. Where to leave. Most probable or riskier hypotheses. The moment of truth.
The fence of death. That’s what colleagues call it. The other writers. You know her well because you have skipped her other times. High, with sharp points like knives. But you’re fit – you have to be, if you do this – and you know how to overcome it. Halfway you look to one side and another, looking for the guard. To the jury, in the jargon of colleagues. Where is it ?, you ask yourself while you remain motionless, before finishing the last jump.
A garage with immobile trains is your paradise. The most beautiful and exciting hunting ground in the world.

Police, vigilantes. They are the enemy. The threat. You do not forget that at any time. It’s like that, and it’s the rules. There is nothing personal about you or yours. They are things of life and work. Everyone does their job.
There is no lack of internal, group competition. Also between men and women. They bomb like anyone, sometimes with more fury. The question is who makes the most. Who repeats his tag more and makes the territory more his. Sometimes the writing remains unfinished, you have to leave by feet. It takes a lot of courage to return the next night to the same place, knowing that you can be watched, and finish the job.

There was a special race of people, called graffiti writers. They waged a fierce battle against society. The result is not yet known ».
(Ken, graffiti artist, on a wall in New York)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .