Anécdotas De Azafatas — David Wachtel Hidalgo / Anecdotes of Air-Hostesses by David Wachtel Hidalgo (spanish book edition)

9C7AAF49-E302-4510-A0AE-8FCA7DE9E51D
Es un libro interesante donde se pone en boca de las auxiliares de vuelo sus experiencias que muchas veces están más que idealizadas y no es así, a través de una primera parte las más jóvenes, una segunda de las de más experiencia para acabar con anécdotas. Te hace pasar un buen rato.

Vesna Vulovic, una ex auxiliar de vuelo de la aerolínea yugoslava JAT, figura en el Libro Guinness de los Récords ostentando la marca mundial por sobrevivir la caída desde la mayor altura sin paracaídas: 10.160 menos. El extraordinario récord de Vesna es el resultado de una de las peores tragedias de la aviación civil europea y constituye, en toda regla, un milagro por partida doble puesto que la azafata sobrevivió no sólo a la impresionante caída sino también a la previa explosión que ocasionó el desplome de la nave sobre el territorio de la antigua Checoslovaquia, allá por el año 1972. Nunca llegó a esclarecerse la causa de la explosión del vuelo JU-364 pero las autoridades en Belgrado y Praga atribuyeron el aciago incidente a la colocación de una bomba en el avión por obra del grupo terrorista croata Ustasha. El explosivo estalló en el aire partiendo el DC-9 en pedazos y dejando como única superviviente, de los veintiocho pasajeros, a la azafata de veintidós años, quien fue hallada en la sección media del fuselaje apenas con vida, con severas fracturas en el cráneo, las dos piernas rotas y tres vértebras quebradas. La caída de la aeronave duró tres largos minutos antes de colisionar contra la ladera nevada de una montaña.

Un avión de Air Canada que viajaba de Toronto a Londres tuvo que realizar un aterrizaje de emergencia en Irlanda cuando faltaba tan sólo una hora para que arribase a su destino. El detonante de esta irregular acción fue el ataque de histeria que sufrió uno de los pilotos que, superando toda lógica, abandonó el cockpit y salió corriendo descalzo por todo el pasillo vociferando su deseo de hablar con Dios, ante la mirada estupefacta de los viajantes y las tripulantes de cabina que trataron sin éxito de calmarlo. Al enloquecido piloto tuvieron que atarle a un asiento con la ayuda de tripulantes y pasajeros ya que se encontraba fuera de sí, mostrando serios visos de angustia y enajenación. El procedimiento manda a que en un caso anormal de estas características se solicite por radio permiso para aterrizar de emergencia en el aeropuerto más cercano, que terminó siendo el de la ciudad irlandesa de Shannon, donde los pasajeros fueron evacuados para coger, ocho horas más tarde, otro avión que completó la ruta hacia Heathrow. El delirante piloto tuvo que ser trasladado a una clínica psiquiátrica para ser evaluado por los especialistas. Es posible que intentasen determinar si se trató de un caso de demencia o de una iluminación divina.

Historias sobre la presencia en un avión de las más peligrosas criaturas, como serpientes y tarántulas, aterrorizando a los inadvertidos pasajeros, se han podido ver por montones en las producciones cinematográficas de Hollywood. Pero en algunos casos, los relatos de la ficción traspasan a la realidad.
En un vuelo de Iberia que viajaba el 23 de septiembre de 2007 desde San José de Costa Rica hacia Madrid, un pasajero sufrió las dolorosas picaduras de un escorpión que se coló a bordo y caminaba a sus anchas por la cabina de la aeronave. Durante el viaje, alrededor de las diez de la mañana, el hombre comenzó a quejarse de ciertas molestias comentando la sensación de tener el estómago revuelto. Gracias a la presencia de un médico entre los pasajeros la víctima pudo ser atendida de inmediato, pero dado el alto riesgo del incidente, el comandante dio aviso a los servicios médicos de Barajas para que diesen auxilio al hombre a su llegada. A pesar del peligro inminente, el pánico no cundió en la cabina puesto que se llegó a informar al pasaje de que el animal había sido capturado y aniquilado. Una vez en tierra, éste fue puesto a disposición del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) para su estudio, luego de lo cual, dicho organismo ordenó la exhaustiva limpieza y desinfección de la cabina para evitar cualquier clase de repercusión a nivel sanitario.

It’s an interesting book where it is put in the mouth of the flight attendants their experiences that are often more than idealized and it is not, through a first part the youngest, a second of the most experienced to end anecdotes. It makes you have a good time.

Vesna Vulovic, a former flight attendant of the Yugoslav airline JAT, is listed in the Guinness Book of Records, boasting the world record for surviving the fall from the highest height without a parachute: 10,160 less. The extraordinary record of Vesna is the result of one of the worst tragedies of European civil aviation and is, in all rules, a double miracle since the stewardess survived not only the impressive fall but also the previous explosion that caused the collapse of the ship on the territory of the former Czechoslovakia, back in 1972. The cause of the explosion of flight JU-364 was never clarified but the authorities in Belgrade and Prague attributed the fateful incident to the placement of a bomb on the plane by the Croatian terrorist group Ustasha. The explosive exploded in the air, splitting the DC-9 into pieces and leaving the twenty-two-year-old stewardess, who was found in the middle section of the fuselage barely alive, with severe skull fractures, as the sole survivor of the twenty-eight passengers. , the two legs broken and three vertebrae broken. The fall of the aircraft lasted three long minutes before colliding with the snowy slope of a mountain.

An Air Canada plane traveling from Toronto to London had to make an emergency landing in Ireland when it was only an hour before it arrived at its destination. The trigger for this irregular action was the attack of hysteria suffered by one of the pilots who, surpassing all logic, left the cockpit and ran barefoot all the way down the aisle, vociferating his desire to speak with God, before the astonished look of the travelers and cabin crew that tried unsuccessfully to calm him down. The crazed pilot had to tie him to a seat with the help of crew and passengers as he was out of it, showing serious signs of anguish and alienation. The procedure mandates that in an abnormal case of these characteristics is requested by radio permission to land emergency at the nearest airport, which ended up being the Irish city of Shannon, where passengers were evacuated to catch, eight hours later , another plane that completed the route to Heathrow. The delirious pilot had to be transferred to a psychiatric clinic to be evaluated by the specialists. It is possible that they tried to determine if it was a case of dementia or divine enlightenment.

Stories about the presence in a plane of the most dangerous creatures, such as snakes and tarantulas, terrorizing the unseen passengers, have been seen by lots in the Hollywood film productions. But in some cases, the stories of fiction go beyond reality.
On a flight from Iberia that traveled on September 23, 2007 from San José de Costa Rica to Madrid, a passenger suffered the painful bites of a scorpion that slipped on board and walked freely through the cabin of the aircraft. During the trip, around ten o’clock in the morning, the man began to complain about certain discomforts commenting on the feeling of having a stomach upset. Thanks to the presence of a doctor among the passengers, the victim could be treated immediately, but given the high risk of the incident, the commander gave notice to the medical services of Barajas so that they would give assistance to the man upon his arrival. In spite of the imminent danger, the panic did not spread in the cabin since the passage was informed that the animal had been captured and annihilated. Once on land, it was placed at the disposal of the Nature Protection Service (SEPRONA) for its study, after which said body ordered the exhaustive cleaning and disinfection of the cabin to avoid any kind of repercussion at a sanitary level.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.