Curiosa Publicidad En La Prensa de 1880 a 1899 — Juan José Fermín Pérez

Este me parece un buen libro y sobre todo de recuerdos viendo los anuncios de remedios, panaceas, bicicletas, licores, máquinas de coser… donde me ocurrió como al autor, como ser humano normal, siempre he pensado que la publicidad nos aporta poco. Sin embargo, cambié de opinión al leer este libro e investigar por internet. A disfrutar este reflejo de una época.

La publicidad es el arte de convencer al prójimo para que compre un determinado producto. Se lo vende lo mejor, lo más adecuado, lo que necesita. ¡Y siempre al mejor precio!
Los anuncios escritos resultan escasos a lo largo de la Historia, porque los analfabetos son mayoría hasta bien entrado el siglo XIX. La mercancía se anuncia a viva voz, y se utilizan signos sencillos para avisar de la presencia de un negocio. Incluso el menos inteligente puede entender el significado.

El texto publicitario más antiguo que se conoce procede de la ciudad egipcia de Tebas, y se escribió sobre papiro hace más de tres mil años. Dice así:
Habiendo huido el esclavo Shem de su patrono Hapu, el tejedor, éste invita a todos los buenos ciudadanos de Tebas a encontrarle. Es un hitita, de cinco pies de alto, de robusta complexión y ojos castaños. Se ofrece media pieza de oro a quien dé información acerca de su paradero. A quien lo devuelva a la tienda de Hapu, el tejedor, donde se tejen las más hermosas telas al gusto de cada uno, se le entregará una pieza de oro.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.