Directo Al Infierno — John LeFevre / Straight to Hell: True Tales of Deviance, Debauchery, and Billion-Dollar Deals by John LeFevre

Es una obra interesante aunque sobren páginas por reiteración, en el estilo del lobo de Wall Street y donde se explica la vida de esta gente que tenía primas millonarias como si respirasen y andaban como elefante en una cacharrería, el autor fue uno de los directivos de Solomon Brothers con sexo drogas, fue despedido hasta de habitaciones de hoteles y donde fue una montaña rusa de excesos. Realista, aunque solo cuenta lo divertido como en todo lo que podemos ver, es una muestra de como el dinero y la sensación de poder despiertan nuestros instintos más básicos. Interesante para descubrir nuevas formas de vivir, y para saber algunos de los entresijos de la banca, y la bolsa.

El departamento de sindicación de bonos es el puente entre los clientes emisores que necesitan dinero y los clientes inversores que tienen dinero para invertir. Por lo tanto, ocupa una posición única por encima de la Muralla China; el muro invisible entre la banca de inversiones y los mercados de capital de deuda (el lado público) y las ventas y la negociación (el lado privado). La Muralla China fue diseñada para impedir que la información confidencial no pública llegue al dominio público, ni siquiera dentro de la misma firma.
Cuando se trata de buscar operaciones nuevas, mi labor como gerente de sindicación consiste en aportar inteligencia de mercado y formular recomendaciones estratégicas a los banqueros y a sus clientes en relación con sus necesidades del mercado de capitales. Este asesoramiento se basa en mi evaluación de las condiciones del mercado crediticio, la sensación prevalente entre los inversores, el apetito por el riesgo, etc. Trabajo codo a codo con los de ventas y negociación y con sus clientes, como son gestores de activos y fondos de cobertura, a fin de formular dichas visiones del mercado.
Cuando nos encargan una operación, trabajo directamente con el cliente emisor en la planificación y la aplicación de la estrategia adecuada: el precio esperado, los requisitos de marketing entre inversores (cuánto vamos a tener que trabajar para vender la operación, lo que depende de lo familiar que sea el emisor en cuestión para la base de inversores y de la complejidad de la estructura) y el calendario de ejecución. En cuanto la operación ha sido anunciada públicamente, paso a trabajar con los inversores para orientar y controlar todo el proceso de ejecución y su participación en él, desde la creación del expediente hasta la fijación del precio. Soy responsable de determinar el precio de cada operación de bonos y de asignar dichos bonos a los inversores que elija.
Conseguí una de mis mayores operaciones no soberanas, una de 2000 millones de dólares para un banco indio.
Jugar a eso puede ser peligroso porque si no estoy seguro al cien por cien de estar incluido en esa operación y de que puedo confiar en que mi competidor juegue limpio, podría usar esa información para mejorar mi propuesta en precio y comisiones y luego aliarse con algún otro para robarme la operación.
Desde la perspectiva del emisor, además de la recomendación de precio (es decir ¿cuánto me va a costar esto?), una de las mayores preocupaciones para los prestatarios asiáticos es la cuestión de los gastos de evaluación de riesgo. En Estados Unidos, los mercados están tan asentados y son tan eficientes que el tesorero de General Electric o IBM no va a perder el tiempo intentando que le rebajen la comisión del 0,20 al 0,15 por ciento (de dos millones de dólares a uno y medio en una emisión nueva de 1000 millones), porque sería irrelevante en el conjunto. Saben por experiencia que la ejecución es más importante que tratar de conseguir una comisión más baja de otro corredor.
En cambio, los mercados en Asia todavía se están desarrollando.
Desde mediados de 2007 las grietas empiezan a hacerse visibles de verdad. Los mercados de créditos están totalmente dislocados y se han vuelto disfuncionales, y las ventanas de ejecución en los mercados se abren y se cierran violentamente sin apenas provocación. Casi no se cierran acuerdos nuevos. En junio logro llevar a buen puerto un acuerdo difícil, pero no surge nada más hasta septiembre, en el que meto un inesperado gol con una colocación privada de alta rentabilidad en China que nos procura 6 millones de dólares netos en tasas.
Y entonces, de pronto, el mercado vuelve a cerrarse. En octubre, el contagio llega hasta la compraventa de acciones y la predisposición de los inversores a afrontar riesgos se esfuma de un día para otro.

Los despidos y reestructuraciones en los parqués funcionan de la siguiente manera: en cuanto se solicita a los directores de equipo que actualicen las estimaciones de ingresos (presupuestos) con el propósito de evaluar el coste de la plantilla, empiezan a difundirse rumores y miedos, y comienzan a circular por todas partes especulaciones obsesivas sobre el tiempo que puede pasar antes de que unos pocos desafortunados reciban «la palmada» en el hombro o «la llamada» para reunirse con Recursos Humanos.
La información y los rumores se mueven a la velocidad de la luz por los parqués, por Wall Street y por el planeta entero. Después de la primera palmada en la espalda y una confirmación formal, todo el mundo lo sabe. Ocasionalmente circula una falsa alarma…

It is an interesting work, but on pages repeated, in the style of the wolf of Wall Street and where the life of these people who had millionaire cousins ​​as if they breathed and walked like elephants in a china shop, the author was one of the managers of Solomon Brothers with drug sex, was fired from hotel rooms and where it was a roller coaster of excess. Realistic, although it only tells about the fun as in everything we can see, it is a sample of how money and the sensation of power awaken our most basic instincts. Interesting to discover new ways of living, and to know some of the ins and outs of banking, and the stock market.

The bond syndication department is the bridge between the issuing clients that need money and the investing clients that have money to invest. Therefore, it occupies a unique position above the Chinese Wall; the invisible wall between investment banking and debt capital markets (the public side) and sales and trading (the private side). The Chinese Wall was designed to prevent non-public confidential information from reaching the public domain, even within the same firm.
When it comes to looking for new operations, my job as a syndication manager is to provide market intelligence and formulate strategic recommendations to bankers and their clients in relation to their capital market needs. This advice is based on my assessment of credit market conditions, the prevailing feeling among investors, the appetite for risk, etc. I work side by side with sales and negotiation and with their clients, such as asset managers and hedge funds, in order to formulate these market visions.
When an operation is commissioned, I work directly with the issuing client in the planning and application of the appropriate strategy: the expected price, the marketing requirements among investors (how much are we going to have to work to sell the operation, what depends on what family that is the issuer in question for the investor base and the complexity of the structure) and the execution schedule. Once the transaction has been publicly announced, I will work with investors to guide and control the entire execution process and its participation in it, from the creation of the file to the fixing of the price. I am responsible for determining the price of each bond operation and assigning those bonds to the investors you choose.
I got one of my biggest non-sovereign operations, one of 2000 million dollars for an Indian bank.
Playing that can be dangerous because if I’m not 100% sure I’m included in that operation and I can trust my competitor to play clean, I could use that information to improve my proposal on price and commissions and then ally myself with some another to steal the operation.
From the issuer’s perspective, in addition to the price recommendation (ie how much will this cost me?), One of the biggest concerns for Asian borrowers is the issue of risk assessment expenses. In the United States, the markets are so settled and so efficient that the General Electric treasurer or IBM will not waste time trying to lower the commission from 0.20 to 0.15 percent (of two million dollars a year). one and a half in a new issue of 1000 million), because it would be irrelevant in the set. They know from experience that execution is more important than trying to get a lower commission from another broker.
In contrast, markets in Asia are still developing.
Since the middle of 2007, the cracks have begun to become visible. The credit markets are totally dislocated and have become dysfunctional, and the windows of execution in the markets open and close violently without hardly provocation. Almost no new agreements are closed. In June, I managed to reach a difficult agreement, but nothing else arises until September, when I put an unexpected goal with a highly profitable private placement in China that provides us with 6 million dollars net in fees.
And then, suddenly, the market closes again. In October, the contagion goes until the sale of shares and the predisposition of investors to face risks vanishes from one day to the next.

Layoffs and restructuring in the parks work as follows: as soon as the team managers are asked to update the income estimates (budgets) in order to evaluate the cost of the workforce, rumors and fears begin to spread, and obsessive speculations begin to circulate all over the time that can pass before a few unlucky ones receive “the pat on the shoulder” or “the call” to meet with Human Resources.
Information and rumors move at the speed of light through the parks, on Wall Street and across the planet. After the first pat on the back and a formal confirmation, everyone knows it. Occasionally there is a false alarm …

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.