El Hombre Del Aire Libre — Rafael Nicolás Gastón

Es un magnífico libro sobre el amor a la naturaleza y lo que vamos perdiendo los hombres, ambientado en Aragón pero no es un libro que se enmarque en un contexto fijo. A través de los Pirineos, nos habla de la fauna, la flora de la zona, sus peligros y me hacen recordar los cuadernos de campo de Félix Rodríguez De La Fuente.
El hombre, rey de la creación, se construyó un enorme palacio: la gran ciudad. Pues bien, ese palacio se ha convertido en un viejo castillo que amenaza ruina. Hoy ha llegado el momento de cambiar la manera de pensar; el hombre debe dejar de creerse el rey de la naturaleza, salir de su fortaleza urbana, pasear por los bosques, escuchar las leyendas que en ellos cuentan y aprender a vivir de una forma sencilla, admirando lo hermoso que hay en sus semejantes y en el entorno que le rodea.
Tenemos que hacer una ciudad lo más parecida posible a un bosque. Plantar en ella árboles, caminar sin prisa y sin rumbo fijo admirando la hermosura de las estrellas como lo hicieran los indios de las praderas, pasear en bicicleta en vez de utilizar trastos ruidosos, escuchar el canto de los pájaros en lugar de los aparatos de radio, sonreír por la mañana a nuestros vecinos y fabricar nuestros propios juguetes y utensilios.

Las grandes virtudes del agua, pues me hacía sentirme vigoroso y aceleraba la circulación de mi sangre. Los lugareños usaban de sus virtudes para curar enfermedades como el mal de ojos (fuente de Santa Elena) o las dolencias de riñón o estómago en aquellas fuentes sulfurosas que olían a huevos podridos. Aún persistía la costumbre de bañarse la noche de San Juan, a media noche y mojar con el agua las partes maltrechas del cuerpo.
El agua saltaba haciendo mil cabriolas. En ocasiones desaparecía en las entrañas de la tierra y salía en forma de cascada intermitente (Lízara), sin explicación alguna.
De todas formas al beber en una fuente no olvidéis aseguraros de que no haya sanguijuelas, puesto que se quedan en la garganta impidiendo respirar y pueden llegar a asfixiaros.
¡Oh, sabia naturaleza!, tú les has dado grandes ingenios a los animales, pero aún le has dado más al hombre, único animal inteligente. Si utiliza esta inteligencia con buenos fines, el mundo llegará a ser más habitable.

Al entrar en la ciudad con semejante ropaje, un guardia me detuvo por escándalo público. Le dije que no llevaba carnet de identidad ni eso que llaman dinero, pues venía del bosque. Me llevaron a Comisaría para estudiar mi caso.
Pronto los guardias se enteraron de que yo era aquel famoso hombrecillo que escapó al bosque buscando la soledad, y que aquí en la ciudad todo el mundo conocía mis correrías.
Como dijo el indio Seatle: “Para qué sirve la vida si no podemos escuchar el grito del chotacabras en el bosque ni las discusiones nocturnas de las ranas en el borde del estanque”.
-Olvidemos el dinero y la riqueza. Se puede ser más feliz en un bosque o en un tonel como Diógenes que en los más grandes palacios. Utilizamos la técnica y el dinero para conseguir objetos inútiles, armas y máquinas inservibles. Si los utilizásemos con vista podrían servir para vivir mejor, para enseñar a los hombres a amar a sus semejantes, a instruirse en el arte y la imaginación y a descubrir los secretos de la Naturaleza, el amor a la aventura, las leyendas, y la ilusión por descubrir cosas nuevas.
-En el bosque yo estaba solo pero la naturaleza me acompañaba y no sentía la soledad. En cambio aquí en la ciudad, entre tantos miles de habitantes, muchos de vosotros habéis perdido la comunicación en una soledad colectiva infinita.

Acompañado de dibujos hacen de este libro una experiencia maravillosa…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s