España Negra. Los casos más apasionantes de la Policía Nacional — Rafael Jiménez

Sin duda este libro es muy interesante y se compone de 12 casos donde la policía nacional nos demuestra las buenas personas y profesionales en una serie de casos, desde el espeluznante De Alba en Moncada (Barcelona) que sufre de abusos por sus padres, hasta la llegada a España de la mafia y la camorra para extender sus redes de negocio.
No podía faltar ETA y la tigresa de bonitos ojos pero un diablo y con los atentados de la República Dominicana, el intento de asesinato al rey o Pedro J.Ramírez, en un atentado planificado en un partido de baloncesto del Estudiantes…
A todo ello el asesinato de Lluch y la tragedia del 11-M donde como dice la policía se estaba jugando un partido y los islamitas marcaron primero y existen otros de picaresca como el robo de cuadros, entre ellos dos Goyas sin violencia y donde parece un robo muy pícaro.
Qué decir de la trata de blancas las mafias rumanas más allá de Galicia y sus redes desde Murcia, tratado en más de una novela negra. Qué decir de la pederastia y los delitos de clave tecnológico con personas como Eduardo Sánchez y la operación nanysex. Qué decir que en la mediática desaparición de Marta del Castillo en Ourense desapareció Socorro da Silva Oliveira en Ourense sin medios, se anunciaba ofreciendo sus servicios y llegó a desaparecer con Ramón de Ribadavia, se encontraría su sangre en la bodega y la escopeta fue arrojada al río.
Rafael Ávila continúa traumatizado por la terrible experiencia que le marcó de por vida. Jamás ha vuelto a quedarse solo en su despacho hasta altas horas de la madrugada ni a caminar sintiendo unos pasos a sus espaldas. Y jamás podrá sacarse de la cabeza la música «hortera» que le torturó durante dieciséis días.
El empresario gaditano, parco en palabras, reticente a recordar las vicisitudes de su secuestro, tiene dos cosas muy claras:
—Lo peor de todo fue el sufrimiento que esos delincuentes causaron a mi familia. Eso no se lo perdonaré jamás en la vida. En cambio, nunca agradeceré lo suficiente a los policías lo que hicieron por mí. Me he dado cuenta de que son personas de un trato humano extraordinario, que viven su trabajo y que se implican al máximo. Eso no lo podré olvidar.

Con la pluma de Mavi Doñate, Zuloaga, Barquero, Bordas, Manuel Marlasca, Luis Rendueles, Duva… y con unas ilustraciones al final hacen de este libro buenos momentos a quien se atreva a leerlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s