Los Pescadores — Chigozie Obioma

Sin duda un grandísimo acierto, finalista del premio Booker de ficción 2015, interesante novela que se desarrola en Nigeria en los años noventa del siglo XX. Trama interesante bien estructurada
Una novela tan impactante como estremecedora, una historia increíble que no te deja prescindir de ella hasta leer la ultima palabra. La recomiendo a mas no poder. definitivamente una novela mítica.
Nos evoca el colorido y la diversidad del continente africano, el padre de nuestros protagonista se debe ir a trabajar a otra entidad bancaria y su madre la halconera es quien debe cuidar de sus hijos, esto no gusta a la matriarca pero cada vez dejaran más de estudiar e irán al río haciéndose pescadores en el río, con sus peligros, cabe destacar las metáforas con el reino animal de los personajes que da un mayor colorido a la obra.
En cuanto leas esta obra Akure formará parte de la literatura del lector más allá de las andanzas de Benjamín y sus hermanos, los partidos de fútbol y la pesca y el río. Qué decir de Borja más allá de los hongos y la desaparición por unos días que llegó a buscar su padre para después caer más allá de un pozo, la grandeza del libro es que te lleva por todas las visiones de África, donde incluso la gente de ciudad como la madre de nuestros protagonistas es supersticiosa con las tradiciones contadas más allá de las arañas.

El odio es una sanguijuela. La cosa que se pega a la piel de una persona; que se alimenta de ella y vacía la energía de su espíritu. Cambia a una persona, y no se va hasta que no ha exprimido hasta la última gota de su paz. Se agarra a la piel del mismo modo en que lo hace una sanguijuela, cavando más y más profundamente en la epidermis, de forma que arrancar al parásito de la piel implica arrancar esa parte de la carne, y matarlo es autoflagelarse. En algunos momentos la gente utilizó fuego, una barra caliente, y cuando quemaban la sanguijuela dejaban una quemadura en la piel. Eso era también lo que pasaba con el odio de mi hermano hacia Abulu; estaba metido muy por debajo de su piel. Pues desde la noche en que me uní a él, mi hermano y yo teníamos la puerta de nuestra habitación cerrada de forma casi permanente y nos reuníamos a diario para planear nuestra misión. Además África crea unos vínculos poderosos con sus ciudadanos que cuando se dice de ir a Canadá en busca de una vida mejor el plan son métodos de matar a Abulu.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s