El Libro De La Madera: Una Vida En Los Bosques — Lars Mytting

Sin duda este libro ha ganado popularidad en España, por citarlo Mercedes Milá en el programa “El Hormiguero”. Decir que el libro no me parece malo pero me parece que el proceso de mercadotecnia hace mucho, no es un libro especial en nuestra cultura, galardonado con el “British Book Industry Award” y tengo amigos escoceses que les encanta nos hace un culto a la madera, principalmente el abedúl, como nosotros el culto al cerdo en las épocas de hambruna, allí el frío es un compañero de fatigas consumiendo una media de 300 kilos de leña/ habitante.
Con unas fotos de calidad nos habla de maderas, cortes, el secado, las herramientas, las estufas, el fuego… Sin duda todo lo que conlleva vida.

El hecho de que los países nórdicos sigan siendo un lugar especialmente interesante en el que estudiar la cultura de la calefacción de leña —donde además el consumo de esta ha ido en fuerte aumento a lo largo de los últimos treinta años— tiene que ver sobre todo con las siguientes causas: contamos con bosques abundantes; ni el uso del carbón ni el de otra fuente energética ha interrumpido nunca la tradición de calentarse con leña; los países han seguido a la vanguardia del desarrollo de estufas modernas de combustión limpia; y quizá lo más importante de todo: no podemos modernizar las condiciones climáticas. Sigue haciendo frío aquí en el norte.
Muchos de los estudios de investigación sobre los efectos nocivos de la calefacción de leña en las ciudades proceden de Christchurch, la ciudad más antigua de Nueva Zelanda. En sus barrios viejos, las estufas de leña siguen siendo una fuente importante de calor. La geografía de la ciudad la hace vulnerable a la niebla tóxica, y gran parte de la contaminación aérea procede de la combustión de leña, que ocasiona un fuerte incremento de las enfermedades respiratorias. Las estufas de combustión limpia están prescritas en la ciudad, y se multa a los vendedores si comercian con leña de más de un 25% de humedad.
Una antigua creencia afirma: «Leña vieja, calor escaso», es decir que se cree que la madera pierde energía cuando lleva unos años almacenada. Sin embargo, ciertos estudios del Instituto Noruego de la Tecnología de la Leña muestran que es posible almacenar leña seca entre veinte y treinta años sin que esto suponga una variación significativa en su poder calorífico. Algunos aceites y sustancias volátiles se evaporarán con el tiempo, y el pino es la especie que más sustancias volátiles emite, especialmente terpeno y hexanal (el terpeno es lo que le da el olor característico al panel de pino y a las cabañas de troncos). Aun así, la leña contiene aproximadamente un 6% de hidrógeno, y este proporciona el 33% de la energía calorífica. El hidrógeno desaparecerá poco a poco con el tiempo, pero harán falta entre sesenta y cien años para que la diferencia sea perceptible.
La razón más habitual de que la leña envejezca es que a lo largo de un periodo de almacenamiento largo se haya humedecido un poco o que el proceso de secado haya sido lento desde el principio.

Las antiguas creencias populares noruegas contaban con reglas estrictas para dominar el poder del fuego, y en un libro de estatutos de 1687 se advertía que si alguien se interponía entre una mujer embarazada y el fuego que la calentaba, el niño que llevaba nacería bizco. Una de las celebraciones más espectaculares del fuego tiene, en realidad, origen noruego: la fiesta Up Helly Aa que se celebra en las islas Shetland, en Escocia. Se trata de una embriagadora mezcla de fiesta posnavideña y conmemoración de la historia de las islas como pasado territorio noruego. En su momento cumbre, botan al mar pequeñas naves vikingas y les prenden fuego. Las secuelas de semejante celebración son tales —con sus antorchas, cascos vikingos, desfiles, cantos y brebajes oscuros— que el día siguiente es festivo en todo Shetland. Allí mismo, además, si te mudas es tradición llevarse las brasas de la casa antigua a la nueva.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s