Nos Vemos En Esta Vida O En La Otra — Manuel Jabois

Es un libro muy interesante, pero me esperaba muchísimo más de Manuel Jabois, porque lo considero uno de los mejores columnistas de este momento.
Aunque el autor no tenga la culpa de mis expectativas, yo me esperaba algo más ficcionado, y lo que realmente nos cuenta es un retrato de los implicados del robo de explosivos para cometer los atentados del 11M en Madrid.
Jabois cuenta la historia de Baby (bautizado por los medios como El Gitanillo)), el único menor condenado por el 11M. Un camello de Avilés que por sus malas compañías acaba colaborando en la mayor tragedia de la España contemporanea. En este libro no hay juicios de valor, ni adjetivos gratuitos, ni búsqueda de teorías conspirativas. En la historia se entrelazan los testimonios del juicio, la historia de Baby contada por él mismo y alguna referencia a otros libros durante el 11M. Sin embargo, el 11M es solo el trasfondo de la historia, apenas hay referencias directas a las víctimas o al atentado en si mismo.
La narrativa es sensacional. Huye de su estilo habitual irónico y mordiente, para adoptar un estilo mucho más aséptico.

Gabriel Montoya Vidal, Baby, se encontraba trabajando hasta febrero de 2016 en una empresa de transportes en la que se sentía explotado; tenía numerosos conflictos con su jefe. Se levantaba a las seis de la mañana y, tras la pausa del mediodía, regresaba a trabajar hasta las siete de la tarde. Finalmente, abandonó la empresa acusándola de robar material que tenía que ser repartido en sus furgonetas. Vive con su novia y con dos perros en un pueblo pequeño del norte; uno de los perros es un bichón maltés de cinco años y el otro, más joven, un stanford inglés. Ya nadie lo llama Baby, sólo su chica. Tampoco el Guaje. Mucho menos el Gitanillo. Es Gabri o Gabriel. Dice que en el futuro le gustaría tener una casa, hijos y animales. «Si puede ser alejado del mundo, mejor», dice.
Si se le pregunta si se arrepiente de lo que hizo, responde que no. Dice que no se arrepiente de lo que hizo, pero sí de lo que pasó. Cuando se le hace ver la incongruencia de la frase, zanja: «Es mi manera de verlo. Murió mucha gente que no tendría que haber muerto y demás, pero si necesitas “el dinero, ¿qué haces?».

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s