El alma del hombre bajo el socialismo — Oscar Wilde

Sin duda me parecen de los mejores escritos del irlandés, la utopía del hombre visto desde sus propias mezquindades, pero también con posibilidades de futuro.
El presente libro cobra un sentido profético en muchas de sus afirmaciones: antiguamente existía la tortura. Hoy día existe la prensa, que la sustituye. O cuando constata que, como consecuencia del poder que ha adquirido el periodismo, el hecho es que el público siente una insaciable curiosidad por saberlo todo, excepto aquello que vale la pena de saberse. Todos esos fundamentos iban a pertenecer a los seres humanos del porvenir.
La propiedad privada hace la vida completamente insoportable, forzando al individualismo a ocuparse del progreso material y no del progreso espiritual: valora al ser humano por lo que es, no por lo que tiene.

La ventaja principal que aportaría la implantación del socialismo sería, indudablemente, el de liberarnos de esa sórdida necesidad de vivir en función de los otros que, en el actual estado de cosas, pesa tanto que nadie puede sustraerse al fenómeno.
Los peores dueños de esclavos fueron los que mejor los trataban, pues prevenían que el horror de este sistema fuera sentido en su totalidad por las víctimas y entendido por sus espectadores. Así mismo, en el actual estado de cosas en Inglaterra las personas que causan mayor daño son las que intentan hacer el mayor bien.

La seguridad de la sociedad no puede depender, como hasta ahora, del estado del tiempo. Si se avecina una helada ya no tendremos miles de hombres sin empleo vagando por las calles en un estado de angustiosa miseria, o gimiendo al prójimo limosnas, o aglomerados en los repugnantes hogares de paso a la espera de un pedazo de pan y de un lecho inmundo donde puedan pasar la noche. Cada miembro de la sociedad podrá compartir la prosperidad y la felicidad del conglomerado, y si se avecina una helada nadie tendrá que sufrir las consecuencias en un grado mayor que los demás. Además, en otro sentido, El socialismo tendrá mucho más valor por la sencilla razón que conducirá a la humanidad hacia el individualismo.
El socialismo, el comunismo, o como quiera que se llame el hecho de convertir la propiedad privada en pública, y substituir la competencia por la cooperación, se restablecerá la sociedad en su propia condición de organismo sano y asegurará el bienestar material de cada miembro de la sociedad.

Es a través de la desobediencia que se ha dado el progreso, a través de la desobediencia y a través de la rebelión. Algunas veces se le dice al pobre que sea ahorrativo, pero recomendar el ahorro a un pobre es grotesco e insultante. Es como advertirle a una persona que se está muriendo de hambre que coma menos. Para un trabajador del campo o de la ciudad la práctica del ahorro constituye una verdadera inmoralidad. Los hombres no están dispuestos a mostrar que pueden vivir como feroces animales hambrientos. Deberían negarse a vivir así. Es mejor robar o irse a los hogares de paso que también son considerados como una forma de robo.
Es lamentable que una parte de nuestra comunidad se halle prácticamente en la esclavitud, pero sería ridículo resolver el problema esclavizando a toda la sociedad. Cada hombre debe ser totalmente libre de elegir su propio trabajo. No se debe ejercer sobre él ninguna forma de coacción. Si fuese así, su trabajo no será bueno para él, no será bueno en sí mismo y no será provechoso para otros. Y por trabajo simplemente me refiero a cualquier tipo de actividad.
Lo lamentable es que la sociedad está construida sobre una base donde el hombre se ve abocado a una rutina en la que no puede desarrollar libremente lo que para él es maravilloso, fascinante y delicioso. De hecho, en ella, pierde el verdadero placer y la alegría de vivir, además, su vida tiene poca seguridad.

El Individualismo, entonces, es el fin que alcanzaremos a través del socialismo. Como un resultado natural el Estado deberá abandonar toda idea de Gobierno. Deberá hacerlo, pues con la humanidad abandonada a sí misma resulta imposible pensar en un Gobierno para ella, como dijera un hombre sabio muchos siglos antes de Cristo. Todas las formas de gobierno fracasan. El despotismo es injusto para todo el mundo, incluyendo al déspota, quién probablemente fue hecho para cosas mejores. Las oligarquías son injustas con la mayoría, y las oclocracias —o gobiernos de la muchedumbre— son injustas para la minoría. Alguna vez se tuvieron grandes esperanzas en la democracia; pero democracia significa simplemente el aplastamiento del pueblo por y para el pueblo.
Ahora, si el Estado no gobierna cabe preguntarse ahora cuál será su misión. Pues será una asociación voluntaria que organizará el trabajo y será tanto el fabricante como el distribuidor de los productos básicos necesarios. El Estado debe hacer lo que es útil. El individuo debe hacer lo que es hernioso.
El hecho es que la civilización requiere esclavos. En este sentido los griegos tuvieron toda la razón. Si no existen esclavos para ejecutar labores feas, horribles, desarrollar una cultura de la contemplación y del pensamiento sería completamente imposible. La esclavitud humana es un error, inseguro y desmoralizante. De la mecánica esclavizada, de la esclavitud de la máquina, depende el futuro del mundo.

El placer es la prueba de la naturaleza, su signo de aprobación. Cuando el hombre sea feliz, estará en armonía con él y con su entorno. El nuevo individualismo, por el que trabaja actualmente, quiéralo o no el socialismo, traerá como consecuencia una perfecta armonía. Era lo que los griegos deseaban para ellos, pero que no lograron comprender ni alcanzar en su totalidad, salvo en la esfera del pensamiento, porque tenían esclavos y debían alimentarlos; será lo que buscaba el Renacimiento, pero que no pudo realizar completamente, excepto en el arte, porque tenía esclavos y los dejaban morir de hambre. Será un individualismo completo, y a través de él cada hombre alcanzará su perfección. El nuevo Individualismo será el nuevo Helenismo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s