Entrevista con la historia — Oriana Fallaci

Este es un interesante libro con 18 personajes a los cuales entrevista la autora es sin duda un muy interesante libro, desde Henry Kissinger, quizás el amigo en sueños de Cristina Martín Jiménez, de quien escriben libros a diestro y siniestro y tras esa apariencia de ángel bajo gafas de pasta, Kissinger sabe controlar su rostro de un modo perfecto. Difícilmente permite que sus labios o sus ojos denuncien una idea o un sentimiento.
Conocido como Nixinger, se pueden encontrar en Kissinger elementos del personaje que se enamora de Marlene Dietrich en El ángel azul. Su frívola persecución de mujeres le ha costado ya un matrimonio; tarde o temprano, dicen, perderá la cabeza por una de estas bellezas que se lo disputan sólo porque es tan famoso y garantiza la publicidad. Es posible. Desde mi punto de vista es el típico héroe de una sociedad donde todo es posible: hasta que un tímido profesor de Harvard, habituado a escribir aburridísimos libros de historia y ensayos sobre el control de la energía atómica, se convierta en una especie de divo que gobierna junto al presidente, una especie de playboy que regula las relaciones entre las grandes potencias e interrumpe las guerras, un enigma que intentamos descifrar sin advertir que, probablemente, no hay nada o casi nada que descifrar. Como siempre, cuando la aventura se viste de gris.
Aunque respete a los pacifistas genuinos, no estoy de acuerdo con ningún pacifista y en especial con los pacifistas a medias: los que aceptan la guerra por una parte y son pacifistas por la otra. Los únicos pacifistas con los que acepto hablar son los que soportan hasta el final las consecuencias de la no violencia. Pero incluso con éstos hablo sólo para decirles que serán aplastados por la voluntad de los más fuertes y que su pacifismo sólo les conducirá a horribles sufrimientos. La guerra no es una abstracción, es una cosa que depende de las condiciones. La guerra contra Hitler, por ejemplo, era necesaria. Lo que no quiere decir que la guerra sea necesaria de por sí, que las naciones deban hacerla para mantener su virilidad. Quiero decir que existen principios por los cuales las naciones deben estar preparadas para combatir.

Qué decir de Nguyen Van Thieu, Mademoiselle, su idea estratégica del mundo es muy brillante. Un Sudeste asiático controlado por los rusos, o una Indochina controlada por los rusos, para controlar y contener a China. Los rusos son menos peligrosos que los chinos, por tanto hay que hacer que los rusos contengan a los chinos y colocar a Indochina como una amenaza a los confines meridionales de China, etcétera, etcétera, amén. ¡Bien, magnífico! Me, parece verle como un general que consulta el mapa y marca los puntos estratégicos con su bastoncillo. Pero al pobre capitán que conduce a su compañía a través de ríos y bosques, al pobre capitán que escala colinas bajo el fuego enemigo y duerme en las trincheras, en el fango, no le parece tan bien. Él no tiene intereses globales en este planeta. No tiene nada que dar a cambio. No puede cambiar el Medio Oriente por el Vietnam, Alemania por el Japón o Rusia por China. Él sólo posee una cuestión de vida o muerte para diecisiete millones de habitantes.

Qué decir de Golda Meir, no deja indiferente, el terrorismo árabe existe y existirá siempre que haya refugiados palestinos.
No es cierto, porque el terrorismo se ha convertido en una especie de mal internacional: una enfermedad que ataca a personas que no tienen nada que ver con los refugiados palestinos. Considere el ejemplo de los japoneses que cometieron los estragos de Lidda. ¿Acaso los israelíes ocupan territorios japoneses? En cuanto a los refugiados, vea usted: cada vez que estalla una guerra hay refugiados. En el mundo no hay sólo refugiados palestinos: los hay pakistaníes, hindúes, turcos, alemanes. Había millones de refugiados alemanes a lo largo de la frontera que hoy es Polonia. ¿Asumió Alemania la responsabilidad de aquella gente que era su gente? ¿Y los sudetes? Nadie piensa que los sudetes deban volver a Checoslovaquia; ellos mismos saben que no volverán jamás. En los diez años que he frecuentado las Naciones Unidas nunca he oído hablar de los sudetes expulsados de Checoslovaquia. ¿Por qué todos se conmueven solamente por los palestinos?.
Mi único miedo es vivir demasiado tiempo. La vejez no es un pecado, pero tampoco es una alegría. Hay montones de cosas desagradables en la vejez. No poder correr por las escaleras, no poder saltar…, pero a todo esto se acostumbra uno sin dificultad. Se trata sólo de un deterioro físico y las pérdidas físicas no son degradantes. Lo que degrada es perder la lucidez de la mente; la senilidad. La senilidad… He conocido gente que murió demasiado pronto y me ha dolido. He conocido gente que ha muerto demasiado tarde y me ha dolido mucho más. Mire, para mí, asistir a la destrucción de una inteligencia es un insulto. No quiero que esto me suceda. Quiero morir con la mente clara. Sí, mi único miedo es el de vivir demasiado tiempo.

Indira Gandhi, la vida está siempre llena de peligros y yo no creo que los peligros se deban evitar. Creo que se debe hacer lo que se crea justo. Y si lo que se cree justo comporta un peligro…, bien: hay que arriesgarse al peligro. Siempre ha sido ésta mi filosofía; nunca he pensado en las consecuencias de un gesto necesario. Las consecuencias las examino después cuando llega la nueva situación; entonces examino la nueva situación. Eso es todo. Usted dice que esta victoria es peligrosa. Yo digo que, hoy por hoy, nadie puede decir todavía que sea peligrosa y no veo, hoy por hoy, los riesgos a los que alude. Pero si estos riesgos se convirtieran en realidad…, actuaré según la nueva realidad. Espero que suene como una frase positiva. Quiero contestarle de manera positiva. Quiero afirmar que habrá amistad entre Bangla Desh y nosotros. Y no amistad unilateral como es obvio: nadie hace algo por nada, todos tienen algo que dar y algo que tomar. Si le ofrecemos algo a Bangla Desh, es evidente que Bangla Desh nos ofrece algo a nosotros.
¿Qué significa la palabra socialismo?.
Justicia. Sí, significa justicia. Significa intentar trabajar en una sociedad más igualitaria.
Pero en sentido pragmático, libre de ideología.
Sí. Porque ¿de qué sirve permanecer ligado a una ideología si a través de ella no se consigue nada? Yo también tengo una ideología: no se puede trabajar en el aire, hay que tener fe en algo. Como decía mi padre: hay que tener una mente abierta, pero hay que meter dentro alguna cosa, si no las ideas se escapan como arena entre los dedos. El hecho de que tenga una ideología no significa, sin embargo, que esté adoctrinada. Hoy en día no hay que dejarse adoctrinar, ¡el mundo cambia tan de prisa!
Existen momentos de felicidad, del contento al éxtasis. Y si por felicidad se entiende éxtasis… Sí, yo he conocido el éxtasis y es una bendición poderlo decir porque hay muy pocos que puedan hacerlo. Pero el éxtasis dura poquísimo y se repite raramente; a veces, nunca. Pero si por felicidad se entiende un contento normal, entonces, sí: estoy bastante contenta. No satisfecha: contenta. Satisfecha es una palabra que uso sólo con referencia a mi país y nunca lo estaré por mi país. Por eso elijo senderos difíciles y, entre una carretera y un sendero de montaña, elijo éste.

Willy Brandt, Hay países que no permiten elección. Si me hubiera convertido en ciudadano americano, no hubiese podido devolver el pasaporte y, como máximo, habría tenido doble nacionalidad. En Noruega no sucede esto. O eres ciudadano noruego o no lo eres. De manera que devolví el pasaporte noruego, sin dramas, sabiendo que un pasaporte no incide sobre el propio comportamiento o los vínculos personales. Sabía que volvería a Noruega, a ver a mis amigos, a hablar su lengua, a que mis vínculos no se rompieran por causa de un pasaporte. Son tantos los que tienen un pasaporte que no corresponde a su nacionalidad.
Creo que los individuos tienen un papel decisivo en la historia. Pero también creo que son las situaciones las que permiten que surja un talento en lugar de otro. Un talento que ya existía, por supuesto. Le daré un ejemplo. Si la segunda guerra mundial no hubiese estallado en 1939, si los aliados no hubieran estado tan desprevenidos, si después de la invasión de Noruega y Dinamarca, Hitler no hubiese lanzado su ataque contra Holanda, Bélgica, Francia, ¿qué hubiera sido de Winston Churchill? ¿Habría sido igualmente un hombre excepcional o no más que un outsider un poco polémico y acostumbrado a levantar la voz? Sucedió lo que sucedió y, en el momento crítico, puesto que Churchill no era demasiado viejo y los ingleses pudieron concentrarse sobre él y aprovechar su inmensa habilidad. ¿Qué significa esto? ¿Significa que el valor de Churchill hubiera resultado el mismo si aquellos acontecimientos se hubiesen desarrollado cinco años más tarde.
El modo como interpreto la religión es absolutamente heterodoxo, pero no soy ateo si es esto lo que quiere saber. No, no soy ateo. Simplemente interpreto lo que la gente llama Dios o problemas trascendentales de manera distinta de como lo hacen los que van a la iglesia. Y, habitualmente, no me gusta hablar de ello porque…, porque… Va contra mi naturaleza descubrirme hasta el fondo. No lo conseguiría ni aunque quisiera.

Selassié, ¿Qué piensa de la democracia?
Democracia, república, ¿qué quieren decir estas palabras? ¿Qué han cambiado en el mundo? ¿Acaso los hombres son mejores, más leales, más buenos? ¿Acaso el pueblo es más feliz? Todo continúa como antes, como siempre. Ilusiones, ilusiones. Y, además, hay que mirar por los intereses de un pueblo antes de subvertirlo con palabras. A veces la democracia es necesaria.

Reza Pahlevi, nosotros los iraníes no somos distintos de ustedes, los europeos. Si nuestras mujeres llevan el velo, también ustedes lo llevan. El velo de la Iglesia católica. Si nuestros hombres tienen muchas mujeres, también ustedes las tienen; pero las llaman amantes. Y si nosotros creemos en apariciones o visiones, ustedes creen en los dogmas. Si ustedes se creen superiores, nosotros no tenemos complejos. No olvidemos que todo lo que ustedes tienen se lo enseñamos nosotros hace tres mil años.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s