El abanico de seda — Lisa See

Debo decir que leo este libro al hablarme de este Pilar, ella sabe quién es y debo decires una novela absorbente sobre China y el nu shu, la escritura secreta de las mujeres, aunque sea una historia ficticia es bastante real.
Es una novela muy dura donde lirio blanco nos cuenta su vida y las tradiciones chinas, muchas dolorosas como el vendado de los pies, el padre ofreciendo en dote a sus hijas y a tener en cuenta las Tres Obediencias: «Cuando seas niña, obedece a tu padre; cuando seas esposa, obedece a tu esposo; cuando seas viuda, obedece a tu hijo.» El segundo correspondía a las Cuatro Virtudes, que definen el comportamiento, la forma de hablar, el porte y la ocupación de las mujeres: «Sé sobria, comedida, sosegada y recta en tu actitud; sé serena y agradable en tus palabras; sé contenida y exquisita en tus movimientos; sé perfecta en la artesanía y el bordado.» Si las niñas no se apartan de esos principios, se convierten en mujeres virtuosas.
Nos adentra en el aprendizaje de la cultura china con flor de nieve (laotong) y es un libro delicado a la vez que atrayente, muchos caracteres de nu shu no son otra cosa que caracteres de la caligrafía de los hombres puestos en cursiva; pero otros se los había enseñado su madre, muy versada en la escritura secreta de las mujeres. Pasábamos horas practicándolos, dibujándonos los trazos con los dedos unas a otras sobre la palma de la mano. Mi tía siempre nos advertía de que tuviéramos cuidado con los signos, pues al utilizar caracteres fonéticos, en lugar de los pictográficos de la escritura masculina, el significado de las palabras podía perderse o alterarse.
—Cada término debe situarse en su contexto —nos recordaba todos los días al finalizar la lección—. Un error en la lectura podría desencadenar grandes tragedias.
Sin duda la relación de la protagonista con flor de nieve va in crescendo a cada página hasta que al final debe romper la relación demostrando ser la mujer de su marido dentro del pueblo y no un alma libre, la tradición está a cada página, pero las hermanas de juramento siempre llegan al entendimiento.
Describe el sometimiento de la mujer en la cultura china, la antigua (y por suerte, abolida) tradición del vendaje de pies con toda su crudeza, y el consuelo de la amistad y de un lenguaje secreto entre mujeres como única vía de comunicación sincera, al margen del dominio masculino.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s