Sin tacones, sin reservas — Patricia Velásquez

Esta me parece una interesante reflexión de la modelo sobre su vida en el mundo de las pasarelas y donde a través de diferentes mentiras se encontró en un abismo porque lo mejor que fue para su familia te acaba anulando a ti.
A través de un concierto de una banda española en Venezuela con su hermana, nos adentramos en el fenómeno fan, Ernesto y como su humilde familia intenta lo mejor para ella, más allá de los panties agujereados de su madre, necesita promoción para miss Venezuela, la búsqueda de sí misma en Milán, que no o sigue y si quizás lo que representa Madrid por su amor, Ernesto. Una mala influencia con el paso del tiempo al acercarla a aciertas sustancias quebrando los sueños creados.
Sin duda sus pinitos por París y que decir de Tokio donde gracias a su trabajo pudo darle un apartamento a su madre, sin duda esta novela es realista, por momentos dura y real como la vida misma y ese es el acierto.
Que decir de sus impresiones cuando la contrata la agencia Ford, deja Madrid y se va a París con su hermano donde tampoco caía bien a Ernesto. Su hermano se va a vivir con la alemana Heike y ella consigue el trabajo con Karl Lagerfeld. Que decir de sus preferencias sexuales, seropositiva Sandra y referencias al mundo de la moda:
Luego de tantas sesiones fotográficas y experiencias, la diferencia entre los buenos, los grandes fotógrafos y los terribles se hizo evidente. Los malos decían: «Dame una sonrisa»; los terribles, en cambio, sólo decían: «Dámelo». No entendían la energía que se necesita entre una modelo y quien hace las fotos. Mucho más tarde en mi carrera, si un fotógrafo me hablaba de esa manera, mi respuesta era: «No. No lo haré»…

La preocupación acerca de su vida secreta estaba revelándose se hacía cada vez más complicada, y la presión para ocultarla aumentaba. Estar pendiente de esas noticias, viajar a mi país de origen era mucho trabajo, pero la suerte casi siempre había estado de mi lado. El estrés era palpable, y la tristeza del secreto nunca me abandonó del todo, aunque ocasionalmente se diluía por el trabajo y el disfrute que éste me proporcionaba.
Como decirle a su hermana que es “gay/lesbiana” en Nueva York cuando está embarazada de Phil, su prometido y cómo decírselo a su familia. Muchas historias con Lisa, Lauren, el egoísmo y la importancia de cuidar a un hijo sin duda es un libro de reflexiones y en voz alta y eso siempre es de agradecer.

El objetivo nos lo explica ella misma y el final del libro viene acompañado de fotos familiares:
Es importante empezar un diálogo entre las mujeres de todas las culturas, gays o heterosexuales, que las motive a ser abiertas y seguras. Invito a todas las mujeres de todas las culturas, no sólo latinas, a que se muestren como son. A que sean escuchadas. Es muy importante especialmente en Venezuela, donde las discusiones sobre religión, política o la familia se han opacado. Me entristece profundamente ver cómo mi país se ha deteriorado en todos los frentes. La lucha de los venezolanos es inimaginable. Espero poder inspirar a todas las personas de mi país y de cualquier lugar del mundo, para que se sientan orgullosas de sí mismas y que puedan gritar sus sentimientos desde los techos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s