Casa de verano con piscina — Herman Koch

Sin duda este escritor de los Países Bajos es de los autores a destacar y todas sus novelas fabulosas porque llevan al lector a pensar, el libro comienza con el médico de cabecera Marc que nos habla sobre la falacia de su profesión con los pacientes y por momentos quiere recurrir a cámaras de gas, pero entre sus pacientes llega el conocido Ralph Meier que morirá y eso no se lo perdona su mujer Judith. A través de falacias como fiestas sociales se nos da a conocer el matrimonio perfecto de Marc y Christine con sus hijos, pero en el libro se nos plantea el acercamiento de ambas familias e hijos y realmente Marc cuida a sus hijos adecuadamente, sobre todo en referencia a los móviles y olvidarse de los padres (Julia) frente a gente como Ralph, que decir su salida al bar… Koch siempre nos traslada muchos dilemas que solo puede dar respuesta el lector en otra magnífica novela de este autor.
Marc tiene un expediente disciplinario por su forma de actuar respecto a Ralph, el quitarle un trozo de quiste fue una negligencia, no mando analizarlo diciendo quiste sebáceo debido a las fotos que vio en la cámara de su hija Julia después del viaje en EE.UU. Donde se conservaban las de el concurso de camisetas mojadas, fotos que pide Stanley y cabrean a Marc. Debe irse a otro lugar a pagar sus pecados… Un fontanero.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s