Los Simpsons y las matemáticas — Simon Singh

Este es un magnífico libro que habla de capítulos de los Simpsons, que llevan más de 20 años en antena y con alto componentes de matemáticas, bien a través del irregular número pi, que decir de los inventos de Edison y lo que es mejor un libro con bromas de mucho estilo y realmente pensadas.

Profesor:
—Si me pone Vd. un ejemplo de redundancia matemática aprueba la asignatura.
Alumno:
—Seno de theta.
—Muy bien. ¡Sobresaliente!
Broma 5
—Ayer me compré un televisor con T al cuadrado partido por 2 más constante.
—¿Eh? ¿Pero eso qué es?
—Pues ¿qué va a ser? ¡TDT integrado!

Los Picapiedra, emitido por primera vez en 1960, fue un gran éxito en la franja de máxima audiencia para la cadena ABC, que emitió 166 episodios a lo largo de seis temporadas. Sin embargo, no habría ninguna otra serie de comedia animada en el horario de máxima audiencia hasta 1989, cuando Los Simpson empezó a emitir sus más de quinientos episodios. Al probar que una serie de dibujos animados podía atraer tanto a los jóvenes como a los mayores, Los Simpson inspiró otros programas como Padre de familia y South Park. Matt Groening y su equipo de guionistas también probaron que las comedias no requerían necesariamente risas enlatadas, y así abrieron camino para programas como The office de Ricky Gervais.
Otro aspecto pionero de Los Simpson, según el guionista Patric Verrone, ha sido el desarrollo del gag «de imagen congelada»: «Si no se inventó en Los Simpson, se perfeccionó en la serie. Es una broma que no se percibiría en el curso normal de la visión, de modo que hay que congelar la imagen para verla. Muchas de estas bromas suelen ser títulos de libros o carteles. Es difícil colocar cosas de este tipo en un programa en vivo».
Los gags de imagen congelada, que pueden durar un solo fotograma o a veces algo más, se incluyeron en Los Simpson desde el principio. En «Bart, el genio», el primer episodio de Los Simpson como tales, vemos una biblioteca que contiene tanto la Ilíada como la Odisea. Si parpadeas, ya no los ves. La gracia, claro está, es que esos antiguos textos griegos fueron escritos por Homero.
En su libro Matemáticas e imaginación, Kasner recordaba que la conversación con su sobrino continuó así: «Al mismo tiempo que sugería “gúgol”, me dio un nombre para un número todavía más largo: “gúgolplex”». Un gúgolplex es mucho más largo que un gúgol, pero sigue siendo finito, como se apresuró a señalar el inventor del nombre. Primero se sugirió que un gúgolplex debía de ser un 1 seguido de ceros hasta que te canses de escribir».
El tío sentía con toda razón que entonces el gúgolplex sería un número algo arbitrario y subjetivo, de modo que sugirió que el gúgolplex se redefiniera como 10gúgol. Es decir, un 1 seguido de un gúgol de ceros, que son muchos más ceros de los que caben en un trozo de papel del tamaño del universo observable, aunque se use el tipo de letra más diminuto imaginable.

El 666, claro está, irá asociado para siempre con el demonio, porque es el número de la Bestia. Por tanto, quizá el 1010011010 deba ser considerado el Número de la Bestia Binaria.
Los matemáticos, que en general no tienen reputación de adoración alguna por la numerología diabólica o demoníaca, tienen una afición sorprendente por el 666. Incluso han señalado un número primo en particular que tiene esta serie de dígitos: 1.000.000.000.000.066.600.000.000.000.001. Se llama el primo de Belfegor, en honor a uno de los siete príncipes del infierno. Igual que contiene el 666 en su corazón, este primo infame tiene también trece funestos ceros a cada lado del Número de la Bestia.
El mensaje oculto invertido en «El bocinazo» es un guiño a El resplandor, una película clásica de terror de 1980. En una de las escenas más famosas de la película, un niño llamado Danny entra en el dormitorio de su madre y escribe en la puerta.
Futurama la serie futurista de los guionistas de los Simpsons es otra serie de éxito de 1999.

En «Moebius Dick», la nave de Planet Express viaja por la galaxia y entra inadvertidamente en el Tetraedro de las Bermudas, un cementerio de naves espaciales que contiene docenas de famosas naves perdidas. La tripulación del Planet Express decide investigar la región, y se ven atacados allí por una aterradora ballena cuatridimensional, que Leela apoda «Moebius Dick».
El nombre de la ballena espacial es tanto una broma con la novela de Herman Melville Moby Dick como una referencia a un extraño objeto matemático llamado «cinta de Moebius» o «banda de Moebius». La cinta de Moebius fue descubierta independientemente por el matemático alemán del siglo XIX August Moebius y por Johann Listing. Usando su sencilla receta, podemos construirnos una nosotros mismos. Necesitamos:
a) una tira de papel
b) cinta adhesiva
Primero, tome la tira y retuerza un extremo dándole media vuelta y únalo al otro extremo, tal y como se indica en la página siguiente. Eso es todo. La tira de Moebius es simplemente un aro con media vuelta.
Hasta ahora la cinta de Moebius no parece nada especial, pero un sencillo experimento revela su notable propiedad. Coja un rotulador y dibuje una línea en medio de la cinta, sin apartar la punta del papel, sin atravesar los extremos, y continúe hasta que vuelva a donde empezó. Notará dos cosas: tiene que dar dos vueltas al circuito para volver al lugar donde empezó, y habrá dibujado en todas las partes de la cinta. Esto resulta muy sorprendente, porque suponemos que un trozo de papel tiene dos lados, y solo se puede dibujar en ambos a la vez si se permite que la punta del rotulador se levante del papel, o pasando a través de un borde. ¿Qué ha ocurrido pues en el caso de la cinta de Moebius?. Las hojas de papel tiene dos lados (uno superior y otro inferior), y los aros de papel también suelen tener dos lados (uno interior y otro exterior), pero la cinta de Moebius posee la propiedad inusual de tener solo un lado. Los dos lados de la tira inicial de papel quedaron transformados en uno solo cuando se introdujo la media vuelta, antes de unir ambos finales. Esta inusual propiedad de la cinta de Moebius ha proporcionado la base para mi tercer chiste favorito de matemáticas de todos los tiempos:
P: ¿Por qué cruzó el pollo la cinta de Moebius?
R: Para llegar al otro… ¡eh…!
Aunque no se ve en realidad ninguna cinta de Moebius en el episodio «Moebius Dick», la buena noticia es que hay planes de introducir uno de esos extraños fragmentos de payasadas matemáticas en el guión de un episodio próximo de Futurama.

Broma 1
Un número infinito de matemáticos entran en un bar. El camarero dice:
—¿Qué les pongo?
El primer matemático dice:
—Tomaré media cerveza.
El segundo matemático dice:
—Yo tomaré un cuarto de cerveza.
El tercer matemático dice:
—Yo tomaré un octavo de cerveza.
El cuarto matemático dice:
—Yo tomaré un dieciseisavo de cerveza…
El camarero les interrumpe entonces, pone una cerveza entera y dice:
—Ya conozco su límite.
Broma 2
¿Qué le dice un vector a su momento? Sin mí tu vida no tiene sentido.
Broma 3
¿Cuál es el colmo de un matemático?
Morir de cálculos.

Según la revista Time en su revisión del siglo XX, Los Simpson estaba considerada como la mejor serie de televisión, y Bart Simpson como una de las cien personas más importantes del mundo. Era el único personaje de ficción que aparecía en la lista. Bart y su familia también hicieron historia en 2009, cuando se convirtieron en los primeros personajes de televisión que tuvieron su propio sello del Servicio Postal de Estados Unidos, que todavía se emite. Matt Groening proclamó, orgulloso: «Es el honor más grande y adhesivo que ha recibido jamás Los Simpson».
Sin embargo, junto con este reconocimiento público, muy merecido, también ha habido apreciación discreta y respeto por parte de la comunidad nerd. Para nosotros, los mayores logros de Los Simpson y Futurama han sido sus celebraciones y flirteos con las matemáticas. Ambas series han enriquecido mucho el sistema geek.
Como sociedad, adoramos con toda justicia a grandes músicos y novelistas, pero raramente oímos mencionar al humilde matemático. Está claro que las matemáticas no están consideradas como parte de nuestra cultura. Por el contrario, en general se teme a los matemáticos y son motivo de burlas. A pesar de todo ello, los guionistas de Los Simpson y Futurama han conseguido introducir ideas matemáticas complejas en un programa de televisión de máxima audiencia durante casi un cuarto de siglo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s