Los Siete Fraudes Inocentes De La Política Económica — Warren Mosler / The 7 Deadly Innocent Frauds of Economic Policy by Warren Mosler

3F6FA95C-86F0-4277-A2B8-5CBBAB21B9A0
Un libro que me ha parecido instructivo y recomendable, es un acierto para tener más fundamentos para lo que nos quieren hacer ver que quizás no sea como nos quieren hacer creer. Los Siete fraudes inocentes capitales de la política económica que analiza Mosler con gran rigor y no sin sentido del humor constituyen falsificaciones de dimensiones históricas que juegan un papel fundamental a favor de las clases dominantes. Estos fraudes inocentes están basados en sendos errores de teoría macroeconómica.
Especialmente importante es la manipulación que permiten los fraudes inocentes en el ámbito del análisis de los orígenes de las crisis y las recetas políticas para enfrentarlas. El terreno de la política macroeconómica es particularmente fértil para que surjan estas falsificaciones y las recetas basadas en fraudes inocentes.
Es algo así como el regreso al dictado de la señora Thatcher, «la sociedad no existe, solo existen individuos». La teoría de equilibrio general se ha convertido, a través del proyecto de darle «micro-fundamentos» a la teoría macroeconómica, en uno de los fraudes inocentes más importantes.

La presunción de inocencia es un ejemplo más del elegante y mordaz ingenio de Galbraith; implica que aquellos que perpetúan el fraude no solamente están equivocados, sino que tampoco son lo suficientemente inteligentes como para entender lo que están haciendo en realidad. Y cualquier afirmación de comprensión previa se convierte en una admisión de fraude premeditado, una autoincriminación impensable.

Un gobierno siempre podrá pagar sus deudas: todas las deudas adquiridas en su propia moneda. Pagarlas consiste simplemente en añadir interés a las cuentas bancarias de los tenedores de bonos. Solo el gobierno puede decidir quebrar —un acto de suicidio financiero— o (en el caso de que el gobierno haya tomado préstamos en una moneda que no controla) ser forzado por defecto por sus prestamistas. Sin embargo, un banco de EE.UU. siempre podrá cobrar un cheque emitido por el gobierno de EE.UU, pase lo que pase.

Los déficits públicos harán que dejemos a nuestros hijos la enorme carga de la deuda.
En conjunto, en términos reales, no existe tal carga. Con deuda o sin deuda, nuestros hijos consumirán lo que puedan producir.
Este error es a menudo la primera respuesta que da la gente a lo que perciben como el problema principal, asociándolo al déficit gubernamental. Tomar prestado ahora significa aplazar los pagos para más tarde. O, como comúnmente se escucha en los medios de comunicación:
«Mayores déficits hoy significan mayores impuestos el día de mañana».
Y pagar más tarde implicaría que el nivel de vida y el bienestar general de nuestros hijos se reducirán en el futuro a causa de nuestro actual incremento del déficit.

Los déficits presupuestarios del Gobierno Federal reducen los ahorros. Los déficits públicos incrementan nuestros ahorros (hasta el último céntimo). Esto no se discute, no es ni teoría ni Filosofía, es un hecho de la contabilidad nacional. Por ejemplo, si el déficit público del año pasado fue de un trillón de dólares, significa que el aumento neto combinado de los ahorros en activos financieros de todos los demás (particulares y empresas) fue exactamente, hasta el último céntimo, un trillón (los que hayan hecho algún curso de economía recordarán que los ahorros netos de los activos financieros son como una combinación de dinero real, bonos del Tesoro y los depósitos de los bancos miembros de la Reserva Federal). Esto es economía al 100%. Es indiscutible. Es una equivalencia contable. Sin embargo, se tergiversa de forma continua y por las más altas instancias políticas.

Si hay una cosa en la que estén de acuerdo todos los miembros del Congreso es que la Seguridad Social está en quiebra. No hay ninguna restricción operativa sobre la capacidad del gobierno para cumplir con todos los pagos de la Seguridad Social en cualquier momento. No importa cuáles sean los números en la cuenta del Fondo de la Seguridad Social, ya que el fondo no es más que el mantenimiento de registros.
El error más importante en este diálogo de la corriente económica predominante es lo que se llama una «falacia de composición». El ejemplo típico de una falacia de composición es el de un partido de fútbol donde usted puede ver mejor el partido si se pone de pie y, a continuación, la conclusión de que todo el mundo lo vería mejor si todo el mundo se pusiese de pie. ¡ERROR! Si todo el mundo se pone de pie, entonces nadie podrá verlo mejor y todos estarán en peor situación. Todos ellos están considerando el nivel micro, que es la participación individual en la Seguridad Social, en lugar de mirar el nivel macro, la totalidad de la población.
Para entender el error fundamental en el nivel macro (panorama general, de arriba a abajo), primero hay que entender que participar en la Seguridad Social es, funcionalmente, lo mismo que comprar bonos del gobierno. Me explico. Con el actual programa de Seguridad Social, ustedes le dan al gobierno dólares ahora y el gobierno se los devuelve más tarde (cuando usted se jubila).

El desequilibrio del déficit comercial es insostenible, destruye puestos de trabajo y reduce la producción.
Las importaciones son beneficios reales y las exportaciones son costes reales. Los déficits comerciales mejoran directamente nuestro nivel de vida. Se pierden empleos porque los impuestos son demasiado altos para un determinado nivel de gasto del gobierno, no a causa de las importaciones. No existen desequilibrios. Y no existe la mínima posibilidad de que los EE.UU. dependan de capital extranjero, pues no existe ningún capital extranjero involucrado en ninguna parte de este proceso.

Necesitamos ahorro para disponer de fondos para realizar inversiones. Las Inversiones añaden ahorros, este fraude inocente socava toda nuestra economía, ya que desvía recursos, desde la economía real, hacia el sector financiero, con el resultado de que la inversión real se realiza de una manera totalmente desligada del bien público. De hecho, yo asumo que este fraude letal drena más del 20% anual de producción útil y empleo, unos datos asombrosos, sin igual en la historia. Y conduce directamente al tipo de crisis financiera que hemos estado sufriendo.

Lo malo de los elevados déficits actuales es que significan mayores impuestos el día de mañana. ¿por qué el gobierno nos grava con impuestos? No es para tener dinero, sino para rebajar nuestro poder adquisitivo cuando piensa que tenemos demasiado poder adquisitivo y ello está causando inflación.
¿Por qué estamos generando déficits más elevados hoy en día? Debido a que los «grandes almacenes» de la economía tienen una gran cantidad de bienes y servicios que no pueden vender, el desempleo es muy alto y la producción es inferior a la capacidad productiva total. El gobierno está comprando todo lo que quiere y nosotros no tenemos el suficiente poder adquisitivo, después de impuestos, para comprar lo que le sobra. Así que reduciremos los impuestos y aumentaremos el gasto público para incrementar el poder adquisitivo y ayudar a que se vendan todos los bienes y servicios.
Deben subirnos impuestos solo cuando nuestra capacidad de gasto sea demasiado alta y siempre que el desempleo sea muy bajo. Nos los subirán en el momento en que los «estantes» se estén vaciando debido a que nuestro exceso de poder adquisitivo está causando una inflación no deseada. Así que con la afirmación «déficits más elevados hoy significan más impuestos el día de mañana», lo que de verdad están diciendo es: «déficits más elevados hoy, con una tasa de desempleo alta, harán que el desempleo baje hasta el punto en que tendremos que aumentar los impuestos para enfriar el calentamiento económico».

Mientras que algunas personas todavía piensan que el dólar está respaldado por el oro de Fort Knox, no es así. Si lleva un billete de 10 dólares al Departamento del Tesoro y pide que se lo cambien por oro, no se lo darán, ya que simplemente no están legalmente autorizados para hacerlo, incluso si quisieran. Le darán dos billetes de 5 dólares o 10 billetes de 1 dólar, pero olvídense de conseguir oro.
Históricamente, los impagos del gobierno solo ocurrieron con patrones similares al patrón oro, tipos de cambio fijos, deuda en moneda extranjera, y deuda interna indexada. Pero ¿por qué ocurría así? La respuesta que se daba, por lo general, era que «siempre pueden imprimir el dinero». Razonable, pero no se producían impagos (un montón de inflación, pero no había impagos) y nadie «imprimió dinero» así que necesitaba una mejor razón antes de comprometer millones de los fondos de nuestros inversores.
Italia no realizó impago alguno, ni hubo nunca ningún riesgo de solvencia. La insolvencia no es un problema para las monedas no convertibles y tipos de cambio flotantes. Nosotros lo sabíamos, y ahora el gobierno italiano también lo entendió y era poco probable que «hiciese algo estúpido», como proclamar un impago cuando no había ninguna razón financiera real para hacerlo. En los siguientes años, nuestros fondos y nuestros felices clientes ganaron más de 100 millones con estas operaciones y es posible que también salvásemos al Gobierno italiano.
El conocimiento de cómo funcionan operativamente las monedas inspira este libro.

5D814433-1191-45B2-9B68-3E749FA6BB1B

Nuestro mayor riesgo de inflación en este momento, como en la crisis de 1970, es el precio de la energía (en particular de la gasolina). La inflación vendrá a través del lado de los costos, a partir de una fijación de precios por parte de un grupo de productores, y no de las fuerzas del mercado o el exceso de demanda. En sentido estricto, es una historia de valor relativo y no una historia de la inflación, al menos al principio, que más tarde se convierte en una historia de inflación cuando los superiores costos de importación se abren paso a través de nuestra estructura de precios y con el gobierno haciendo más daño por su parte al pagar esos precios más elevados y por lo tanto redefiniendo, en el proceso, el valor de la moneda a la baja.

A book that I found instructive and recommended, is a success to have more basics for what they want us to see that maybe it is not as they want us to believe. The seven innocent frauds capital of the economic policy analyzed by Mosler with great rigor and not without a sense of humor constitute falsifications of historical dimensions that play a fundamental role in favor of the ruling classes. These innocent frauds are based on errors of macroeconomic theory.
Especially important is the manipulation that innocent frauds allow in the scope of analyzing the origins of crises and the political recipes for dealing with them. The terrain of macroeconomic policy is particularly fertile for these counterfeits and recipes based on innocent frauds to arise.
It’s something like Mrs. Thatcher’s return to the dictation, «society does not exist, there are only individuals». The theory of general equilibrium has become, through the project of giving «micro-foundations» to macroeconomic theory, in one of the most important innocent frauds.

The presumption of innocence is one more example of Galbraith’s elegant and mordant wit; It implies that those who perpetuate fraud are not only wrong, but they are not smart enough to understand what they are actually doing. And any affirmation of prior understanding becomes an admission of premeditated fraud, an unthinkable self-incrimination.

A government can always pay its debts: all the debts acquired in its own currency. Paying them simply consists of adding interest to the bank accounts of the bondholders. Only the government can decide to break-an act of financial suicide-or (if the government has borrowed in a currency that it does not control) be forced by default by its lenders. However, a US bank You can always cash a check issued by the US government, no matter what happens.

Public deficits will make us leave our children the enormous burden of debt.
Taken together, in real terms, there is no such burden. With debt or no debt, our children will consume what they can produce.
This error is often the first response that people give to what they perceive as the main problem, associating it with the government deficit. Borrowing now means postponing payments for later. Or, as commonly heard in the media:
«Larger deficits today mean higher taxes tomorrow.»
And paying later would imply that the standard of living and the general welfare of our children will be reduced in the future because of our current increase in the deficit.

Budget deficits of the Federal Government reduce savings. Public deficits increase our savings (up to the last cent). This is not discussed, it is neither theory nor Philosophy, it is a fact of national accounting. For example, if the public deficit of last year was one trillion dollars, it means that the combined net increase in savings in financial assets of all others (individuals and companies) was exactly, up to the last cent, a trillion (the who have done some economics course will remember that the net savings of financial assets are like a combination of real money, Treasury bonds and deposits of member banks of the Federal Reserve). This is 100% economy. It is indisputable. It is an accounting equivalent. However, it is distorted continuously and by the highest political authorities.

If there is one thing that all members of Congress agree on, it is that Social Security is bankrupt. There is no operational restriction on the government’s ability to comply with all Social Security payments at any time. It does not matter what the numbers are in the Social Security Fund account, since the fund is nothing more than record keeping.
The most important error in this dialogue of the prevailing economic current is what is called a «compositional fallacy.» The typical example of a composition fallacy is that of a football game where you can see the game better if you stand up, and then conclude that everyone would see it better if everyone stood up . ERROR! If everyone stands up, then nobody will be able to see it better and everyone will be in a worse situation. All of them are considering the micro level, which is the individual participation in Social Security, instead of looking at the macro level, the totality of the population.
To understand the fundamental error at the macro level (overview, from top to bottom), one must first understand that participating in Social Security is, functionally, the same as buying government bonds. I explain. With the current Social Security program, you give the government dollars now and the government returns them later (when you retire).

The imbalance of the trade deficit is unsustainable, destroys jobs and reduces production.
Imports are real benefits and exports are real costs. Trade deficits directly improve our standard of living. Jobs are lost because taxes are too high for a certain level of government spending, not because of imports. There are no imbalances. And there is not the slightest possibility that the US depend on foreign capital, since there is no foreign capital involved in any part of this process.

We need savings to have funds to make investments. Investments add savings, this innocent fraud undermines our entire economy, since it diverts resources, from the real economy, to the financial sector, with the result that real investment is made in a way totally unrelated to the public good. In fact, I assume that this lethal fraud drains more than 20% per year of useful production and employment, some amazing data, unequaled in history. And it leads directly to the kind of financial crisis that we have been suffering.

The downside of the current high deficits is that they mean higher taxes tomorrow. Why is the government taxing us? It is not to have money, but to lower our purchasing power when you think that we have too much purchasing power and this is causing inflation.
Why are we generating higher deficits nowadays? Because the «big stores» of the economy have a lot of goods and services that they can not sell, unemployment is very high and production is less than the total productive capacity. The government is buying everything it wants and we do not have enough purchasing power, after taxes, to buy what is left over. So we will reduce taxes and increase public spending to increase purchasing power and help sell all goods and services.
We must raise taxes only when our spending capacity is too high and as long as unemployment is very low. They will upload them at the moment when the «shelves» are emptying because our excess purchasing power is causing unwanted inflation. So with the statement «higher deficits today means more taxes tomorrow», what they are really saying is: «higher deficits today, with a high unemployment rate, will cause unemployment to drop to the point where We will have to increase taxes to cool down economic warming. »

While some people still think that the dollar is backed by Fort Knox gold, it is not. If you take a $ 10 bill to the Treasury Department and ask for it to be exchanged for gold, they will not give it to you, since they simply are not legally authorized to do so, even if they wanted to. They will give you two $ 5 bills or 10 $ 1 bills, but forget about getting gold.
Historically, government defaults only occurred with patterns similar to the gold standard, fixed exchange rates, foreign currency debt, and indexed domestic debt. But why was it like that? The answer that was given, in general, was that «they can always print the money.» Reasonable, but there were no defaults (a lot of inflation, but there were no defaults) and nobody «printed money» so I needed a better reason before committing millions of our investors’ funds.
Italy did not default, nor was there any risk of solvency. Insolvency is not a problem for non-convertible currencies and floating exchange rates. We knew it, and now the Italian government also understood it and it was unlikely that it would «do something stupid,» such as proclaiming a default when there was no real financial reason to do so. In the following years, our funds and our happy customers earned more than 100 million with these operations and it is possible that we also saved the Italian Government.
The knowledge of how the coins work operationally inspires this book.

Our biggest inflation risk at this time, as in the 1970 crisis, is the price of energy (particularly gasoline). Inflation will come through the cost side, from a price setting by a group of producers, and not from market forces or excess demand. Strictly speaking, it is a history of relative value and not a history of inflation, at least at the beginning, which later becomes an inflation story when the higher import costs make their way through our price structure and with the government doing more harm on their part to pay those higher prices and therefore redefining, in the process, the value of the currency to the downside.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.